16 may. 2013

En Mayo con María - Reflexión y Flor Día 17


La primera vez que la escritura habla de María, la presenta como mujer. Es la mujer misteriosa, inconciliable enemiga de la serpiente y su eterna vencedora. No dice si está casada, si es viuda, su hijo habla sólo de su estirpe. Lo que choca es que también Jesús se dirige a María, llamándola mujer. ¿Qué tengo que hacer, mujer? (In. 2,4) en las bodas de Caná. "Mujer, he ahí a tu hijo" (jn. 19, 26) en el calvario.

Incluso San Pablo: "Dios envió a su hijo, nacido de mujer" (Gal. 4,4) María no cesó de ser mujer. Después de la Anunciación, María no se repliega sobre si misma para saborear la presencia de Jesús que comenzaba a vivir en su seno purísimo, en la contemplación del inmediato misterio que se desarrollaba en ella. María se apresta así a servir a Isabel, su santa y anciana pariente.

Aquí se muestra primero mujer, después Virgen: deja su altísima contemplación para hacer la masa, cuidar la cocina, la comida, las cosas más humildes. No hagamos vuelos de alta mística: estemos en lo concreto de la vida diaria.



Lo único que sabe hacer

¿Sabes a qué edad se jubilan las madres?

"María -nuestra Madre la Virgen- se dedica por toda la eternidad a ser madre de los hombres. No se jubiló de la maternidad. Sigue engendrando, engendrándonos. Ejerce de madre porque tal vez es lo único -¡lo único!- que sabe hacer. ¡Y qué bien lo hace! (Martín Descalzo, AM 67) ¿Y cómo se trata a una madre? Con cariño. Como cualquier otra madre, María agradece y " necesita" nuestras manifestaciones de amor.

En un viaje a Chile del beato Josemaría (ahora santo), cuenta un sacerdote que se pusieron a pasear solos a lo largo de un pasillo, al final del cual había una imagen de la Virgen, una pequeña talla sobre un pedestal; en cuanto la descubrió interrumpió la conversación y se inclinó sobre la imagen, depositando en ella un beso de amor.

Y tenía la costumbre de besar con cariño muchas veces cada día la imagen que estaba en la mesa donde trabajaba.

Puede parecer pequeño ese detalle. Y realmente lo es. Pero me trae a la cabeza los enfados de mi madre, cuando al llegar a casa o al irme a la cama, se me olvidaba darle un beso.

¡Dile a María que tratarás de dar besos a sus imágenes con frecuencia, guiños...! Y ten una imagen suya donde trabajas.

Ahora puedes seguir hablando a María con tus palabras, comentándole algo de lo que has leído.


Después termina con la oración final.


Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)




Venir a tu presencia, Santa María, es revivir contigo la alegría de la Pascua del Resucitado.

Es asomarnos al sepulcro vacío y preguntarnos por el paradero de Aquel que habló como nadie con palabras de amor y que nos dio sin medida el pan multiplicado.

Teñir con “flor de pascua” el suelo que te sustenta, Santa María, es pregonar a este mundo nuestro que Cristo sigue tan vivo como el primer día de su ser resucitado.

Flor de Pascua para que nunca olvidemos que nuestra Fe no se queda hundida y clavada en el agujero que dejó la cruz del Viernes Santo.

Flor de Pascua, para Ti Santa María, y así nos animes a vivir nuestro encuentro con el Resucitado con una alegría brillante y desbordada hacia todos los que nos contemplen.

“Leer y hacer lo que dice el Evangelio, 
ayuda a aspirar a una libertad más grande”

(J.Vallmajor)



Intención: VIVIR CON ALEGRIA NUESTRA VIDA CRISTIANA
 
J.Leoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...