30 jul. 2012

El Papa Benedicto XVI y los Juegos Olímpicos


1. Para saber


Antes de iniciar los Juegos Olímpicos en Londres, el Papa Benedicto XVI, se refirió a ellos: "Los Juegos Olímpicos… son el mayor evento deportivo mundial, en el que participan atletas de muchísimas naciones, y como tal, reviste también un fuerte valor simbólico". Podemos aprender alguna enseñanza de ellos.

2. Para pensar


 Hay historias ejemplares en los Juegos Olímpicos; una que me han enviado la comparto a continuación.

Sucedió en la carrera de los 100 metros llanos los pasados juegos en China. El 16 de Agosto de 2008 el corredor Jamaiquino, Usain Bolt, impuso un nuevo récord en los 100 metros llanos, la “Reina de las Competencias” como suelen llamarle, en las Olimpiadas de Beijing.

Un record que muchos han buscado a lo largo de los años sin conseguirlo. Este hombre superó su marca personal deteniendo el cronómetro en los 9 segundos 69 centésimas. Luego lo ha vuelto a romper en 9.58 segundos. Justamente ha recibido el título del “Relámpago Bolt”.

¿Cómo le hizo? Seguramente supuso muchas horas de entrenamiento, muchas renuncias, un régimen de alimentación… pero hubo tres cosas que llamaron la atención el día de la carrera y seguramente influyeron para ganar.

Lo primero que llamó la atención y que se comentó mucho fue la alegría con la que iba corriendo. Lo sorprendente es que aun antes de llegar a la meta ya iba celebrando, al punto que muchos pensaron que si no se hubiera “distraído” tal vez hubiera corrido más rápido; iba disfrutando la carrera.

El segundo “detalle” que llamó la atención fue que ¡corrió con las correas de su zapato desatadas! Suelen enseñarnos que con las agujetas sin amarrar no se debía ni caminar, sin embargo ¡Usain Bolt corrió y rompió el record de los 100 metros así!


Y un tercer factor importante… ¡Usó unos zapatos color oro!

Se puede decir que aún antes de iniciar la competencia, él ya se veía “de oro”. Sus pies, que lo llevaron con rapidez esas 42 zancadas, ya estaban vestidos del color de la medalla: Ya se sentía ganador, aún antes de iniciarla.

Se va a hablar y analizar mucho tiempo este record, pero esos tres “detalles” pueden servir para inspirar también la carrera de nuestra vida.

Lo primero es que podemos vivir la vida con alegría, incluso celebrando aún antes de llegar a la meta… lo que implica vivir de esperanza. La felicidad no se ha de experimentar solamente al llegar al destino, sino en el mismo recorrer, el viaje es parte de la diversión.

Lo segundo, es que hay costumbres no esenciales que no pasa nada si a veces se rompen. Si Bolt logró el record con las agujetas desatadas… Nos da la confianza que podemos hacer nuestra carrera aunque no todo esté perfectamente en orden… ¡aun así se puede vencer!

Y lo tercero es tal vez lo más importante. Que tu sueño sea del color de la realidad que deseas en tu futuro. Que tu futuro sea ya parte de tu presente. Hay que ponerse los zapatos del color del sueño.


3. Para vivir


 El mismo Bolt afirmó: “Los 100 los llevo pegados al corazón”.

Podríamos preguntarnos ¿de qué color son nuestros zapatos?, o mejor dicho, ¿de qué color es nuestro sueño?

El Papa concluía haciéndonos una invitación: "Oramos para que, según la voluntad de Dios, los Juegos de Londres sean una verdadera experiencia de fraternidad entre los pueblos de la Tierra".

Pbro. José Martínez Colín             
Fuente: http://peque-semillitas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...