23 nov. 2013

Jesucristo Rey del Universo visto por Fano



«Cristo Rey, su corona los pobres»

Hoy celebramos la solemnidad de Jesucristo, Rey del universo. Es el último domingo de nuestro año litúrgico; la próxima semana ya comenzaremos el Adviento, y con ella nuestra preparación para el tiempo de Navidad. La solemnidad de Cristo Rey, puede llevar a algunos a preguntarse: ¿es Jesús verdaderamente un rey?
Si respondemos al estilo de este mundo, tendríamos que responder que no.

De hecho, el mismo Jesús así lo dice en el Evangelio que escuchamos en la Misa de hoy. “En aquel tiempo, preguntó Pilato a Jesús: ¿Eres tú el rey de los judíos? (…) Jesús le contestó: Mi reino no es de este mundo. Pilato le dijo: conque, ¿tú eres rey? Y Jesús le contestó: tú lo dices: soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad”. En el diálogo entre el Señor y Pilato, Jesús nos deja muy claro que su realeza no es la de “este mundo”, sino otra, muy diferente. Pero entonces… ¿en qué sentido es rey Jesús? ¿Dónde está su trono, su corona, su cetro…? ¿Cuál es su manera de reinar?

La realeza de Jesús se hace clara y patente en su vida de servicio a todos y en su entrega en la cruz. Si miramos al Señor crucificado, veremos claramente que el trono de Jesús es la cruz; que su corona es la de espinas; que no hay cetro en sus manos, sino clavos. A fin de cuentas, …que como Jesucristo es Rey –con mayúsculas-, quiere instaurar un Reino nuevo, en el que colaboremos cada día desde nuestra propia vida, sirviendo a los hermanos. Un Reino de paz, de justicia, de verdad… cuya meta es la Vida Eterna junto a Dios, que quiere reinar desde nuestra sencillez.

En Jesucristo, muerto por nuestros pecados, pero resucitado y victorioso, todos encontramos la esperanza que ilumina nuestras vidas con su esplendor, y que da sentido a nuestra existencia. Si esa esperanza la contagiamos a todos… ¡cuánta será la alegría, por sabernos unidos a Dios Todopoderoso, que al mismo tiempo ha sabido hacerse tan cercano y humano! Servir es reinar. ¡Sirvamos y reinemos con Cristo! ¡Seamos servidores, por el Reino de Dios.

Fuente: Revista Diócesis de Málaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...