4 sept. 2013

¡Quiero tus gafas, Señor!

 
¡Quiero tus gafas, Señor! 
Para ver, en la pequeñez, aquello que dices
que es grande al corazón aunque,
a los ojos, parezca miseria.
Para sentir que, tus  caminos, son alegría y vida,
esfuerzo y superación, valentía y salvación.
 
¡Quiero  tus gafas, Señor!
Para saber que, en la  humildad,
está la escalera para  llevarme hasta Ti
y, brindándome con empeño,
señale que tus senderos son futuro y fiesta,
abrazo y perdón, eternidad y justicia.
Para comprender que, si sólo miro,
por las lentes del mundo,
me quedaré sin asomarme
a ese otro horizonte de paz y de esperanza,
de ilusión y de amor,
de hermandad y de fraternidad.
 
¡Quiero  tus gafas, Señor!
Para ver como Tú; perdón frente al odio.
Para ver como Tú; cielo después de la tierra.
Para ver como Tú; alegría antes que tristeza.
Para ver como Tú; humildad ante la soberbia.
Por eso, y por tantas cosas, Señor,
quiero ver, sentir y caminar  como Tú.
Con tus gafas del Evangelio,  Señor.
 
P. Javier Leoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...