23 abr. 2013

Oración Quinto Domingo de Pascua



POR TI, SEÑOR
Daremos razón de tu nombre,
aunque, el hablar de Ti,
nos cause desasosiego o incomprensión.

Ofreceremos, nuestras manos abiertas,
aún a riesgo de ser tratados como ilusos
de que, lo que damos o hacemos,
no sirve de nada ante un mundo
en el que sólo se valora lo que se paga.

POR TI, SEÑOR
Miraremos al cielo 
buscando un rasgo de tu presencia.
Miraremos hacia el duro asfalto
para llevar tu Buena Noticia,
la alegría de tu ser resucitado
tu Palabra, como aliento y vida,
tu rostro que tonifique nuestra triste existencia.

POR TI, SEÑOR
Amaremos, aún no siendo amados.
Y, en medida rebosante y sin cuenta,
colmaremos y calmaremos
los corazones que necesitan paz,
las almas que se han tornado en tibias,
los pies que se resisten a caminar,
los ojos que se han quedado en el vacío.

POR TI, SEÑOR
Mantendremos, eternamente nuevo,
el mandamiento que Tú nos dejaste:
amar, sin mirar a quién
amar, sin contar las horas
amar, con corazón y desde el corazón
amar, buscando el bien del contrario
amar, buscándote en el hermano.

POR TI, SEÑOR

Padre Javier Léoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...