7 nov. 2012

Jesús llama a la puerta


¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta, cubierto de rocío,
pasas las noches del invierno oscuras?



¡Oh, cuánto fueron mis entrañas duras,
pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío,
si de mi ingratitud el hielo frío
secó las llagas de tus plantas puras!



¡Cuántas veces el ángel me decía:
«Alma, asómate ahora a la ventana,
verás con cuánto amor llamar porfía»!



¡Y cuántas, hermosura soberana,
«Mañana le abriremos», respondía,
para lo mismo responder mañana!



Lope de Vega

1 comentario:

  1. Para lo mismo responder mañana!. Es un soneto de Lope de Vega, que aunque pase el tiempo no deja de perder actualidad. Estamos hechos del mismo barro que los cristianos de su tiempo.
    Si lo meditamos y no solo lo leemos, es posible abrirle la puesta para que entre. Es lo único que vale la pena en esta vida.
    ¿Te das cuenta de que Él no fuerza la puerta? El corazón tiene la llave por dentro. Si no le abrimos, no puede entrar.

    ResponderEliminar

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...