8 oct. 2012

La Semilla de Dios


En un vientre inmaculado
su semilla Dios sembró;
y una vez pasado el tiempo,
la semilla germinó.

Cuando crecida ya estaba
en árbol se convirtió
y sus flores y sus frutos
a nosotros nos entregó.

Nosotros los recibimos
como regalo de Dios.
En el alma los guardamos
con respeto y devoción.

Sin embargo su sombra
a muchos les molestó
y decidieron talarlo
sin piedad ni compasión.

Mas su profunda raíz
en la Tierra se quedó
y, al cabo de los tres días,
de nuevo el árbol brotó.

Berta Durán Martínez
http://tacoadictos.wordpress.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...