14 oct. 2012

Dios llena tus vacíos

 
La sensación de vacío es una de las experiencias más dolorosas por la que puede pasar la persona, pues no es consciente de aquello que está necesitando, no comprende la necesidad de recibir amor, por lo que tampoco puede darlo.
Algunas de estas personas son como vampiros emocionales, quienes absorben toda la fuerza emocional y la paz de quienes las rodean, pero no retienen nada para sí mismas y tampoco dan nada a cambio.
Esa sensación de vacío puede tener varios orígenes, puede ser incluso de índole espiritual. Sin embargo, lo más importante es que Dios puede restaurar las grietas por las cuales se pierde todo lo recibido y colmar profundamente a esas personas, a fin de que el vaso del propio espíritu se vaya colmando de su vida nueva que procede del Espíritu de Dios.
Jesús le respondió (a la Samaritana):
“El que beba de esta agua
tendrá nuevamente sed,
pero el que bebe del agua que yo le daré,
nunca más volverá a tener sed.
El agua que yo le daré se convertirá
en él en manantial
que brotará hasta la vida eterna”
Juan 4, 13-14

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...