31 oct. 2013

FUEGO DE AMOR

EL PURGATORIO NO ES UN LUGAR, 
SINO
 “FUEGO DE AMOR”,
 DICE EL PAPA
S. S. BENEDICTO XVI dedica su catequesis a santa Catalina de Génova
CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 12 de enero de 2011 (ZENIT.org).- El purgatorio no es tanto un “espacio” donde se purifican las almas, sino un “fuego interior” que purifica a la persona y la hace capaz de contemplar a Dios, afirmó hoy Benedicto XVI, durante la Audiencia General.
Como es habitual en los últimos meses, el Papa quiso dedicar su catequesis de hoy, dentro de la Audiencia General celebrada el Aula Pablo VI, a una mujer, santa Catalina de Génova, conocida sobre todo por sus reflexiones
 sobre la naturaleza del purgatorio.

Esta mujer italiana, que vivió en el siglo XVI, tuvo una fuerte experiencia interior de conversión que la llevó a renegar de la vida mundana que había llevado hasta entonces, dedicándose desde entonces al cuidado de los enfermos, hasta su muerte.
Catalina tuvo una serie de revelaciones místicas, que consignó en su Tratado sobre el purgatorio y el Diálogo 
entre el alma y el cuerpo.

Aunque nunca tuvo revelaciones particulares sobre el purgatorio, explicó el Papa, “ en los escritos inspirados por nuestra Santa es un elemento central, y la manera de describirlo tiene características originales respecto a su época”.
La santa describe el purgatorio no tanto como un “lugar”, como era habitual en su época: “no está presentado como un elemento del paisaje de las entrañas de la tierra:


Un cuadro piadoso del Purgatorio con la 
Santísima Trinidad y la intercesión de La Santísima Virgen. 


es un fuego no exterior, sino interior”.
“Esto es el purgatorio, un fuego interior”, subrayó el Papa.

La Santa, en sus escritos, “habla del camino de purificación del alma hacia la comunión plena con Dios, partiendo de su propia experiencia de profundo dolor por los pecados cometidos, en contraste con el infinito amor de Dios”.

Cuando Catalina, en el momento de su conversión, “siente de repente la bondad de Dios, la distancia infinita de su propia vida de esta bondad y un fuego abrasador dentro de ella. Y este es el fuego que purifica, es el fuego interior del purgatorio”.

Otra de las características de Catalina es que “no parte del más allá para narrar los tormentos del purgatorio – como era habitual en ese tiempo y quizás también hoy – y después indicar el camino para la purificación o la conversión”.
Al contrario, “parte de la experiencia propia interior de su vida en camino hacia la eternidad”.

“Catalina afirma que Dios es tan puro y santo que el alma con las manchas del pecado no puede encontrarse 
en presencia de la divina majestad”.

Si quieres puedes seguir leyendo este artículo que D. Javier ha publicado en el blog de la parroquia de Santa María de Baiona, con el que tanto aprendemos:

 
No te olvides de que DIOS, 
"que te creó sin ti, no te salvará sin ti"
Y si tienes devoción 
a NUESTRA SEÑORA 
LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, 
MADRE DE DIOS Y MADRE NUESTRA, 
será un signo de predestinación,
 como lo han dicho muchos santos. 
Ánimo pues,
 y a no cesar en la lucha diaria. 
Que Dios y Santa María
 vengan en nuestro auxilio.
Amén. 
Franja.


Si quieres leer "La Recompensa de los Justos", un artículo creado por D. Javier y con un numeroso número de visitas debido al gran interés que despierta y al gran camino que enseña, entra en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...