19 feb. 2013

Una reflexión para cada día de Cuaresma: 8º Día Miércoles


Dios no se asusta de mí. Quizá hayas visto la película "Tarzán en Nueva York". Describe las divertidas aventuras de Tarzán y Chita cuando son trasladados en avión desde la selva a la ciudad de los rascacielos, donde todo les llena de asombro y les ocurren mil peripecias.

Chita protagoniza una de las sorpresas: al llegar a la habitación del hotel ve reflejada su fea cara sobre el gran espejo del armario. El susto fue tan descomunal que, lanzando un terrible bramido presa de pavor, salió corriendo: no se imaginaba que aquel feísimo "monstruo" que ha visto en la habitación es su propia imagen reflejada en el espejo.

La escena acaba bien: Chita se refugió en los brazos de Tarzán, que la cogió con afecto, calmándola con sus caricias. Y es que Tarzán quería a Chita como era: con sus pelos negros y largos, su rostro de irracional y su mirada extraviada.

Dios nos quiere a cada uno de nosotros infinitamente más: sabe mejor que nadie cómo somos; conoce nuestros fallos; no ignora que somos miserables y que tenemos muchos defectos. Nos conoce mucho mejor que podemos conocernos a nosotros mismos, y tiene en cuenta nuestras cosas buenas y nuestros deseos de mejorar.

Dios no se asusta de nuestras fealdades.

Gracias, Dios mío, porque me quieres a mí y a cada uno más que todas las madres del mundo puedan querer a sus hijos; no te asustas ante nuestras torpezas, ni ante nuestras miserias, y nos acoges con un cariño infinitamente mayor que el que tenía Tarzán a Chita. El problema es que cuando yo voy descubriendo lo feo que soy (mis limitaciones, fallos, miserias, etc) me puedo "medio asustar" y pensar que no me es posible ser santo, que no puedo estar cerca de ti, entonces puedo desanimarme, olvidarme de que Tú me quieres como soy, y alejarme de Ti. Que no me pase esto, Señor. Si alguna vez me alejo de Ti, volveré corriendo a tu lado contándote lo que me pasa.

Coméntale a Dios con tus palabras algo de lo que has leído. Después termina con la oración final.

2 comentarios:

  1. Un brindis por las 400.000 visitas de este blog. Es un ejemplo de lo bien que se está haciendo un trabajo, con gran interés y aprovechamiento de los visitantes. Los trabajos de catequesis y de reflexión son un aliciente, para que el visitante, no solo admire y medite, sino que además comparta unas páginas, que se están haciendo ya universales y que ponen un granito de arena en este Año de la Fe. que nos haga crecer en virtudes y así tratemos de cambiar el esquema de vida cristiana de aburrimiento y sin responsabilidad, que muchos están llevando, ante las lacras de una sociedad de consumo y sin valores, que no respeta ni la vida, ni la familia, ni el derecho a vivir y testimoniar la fe cristiana en todos los ambientes en los que vivimos.
    Felicidades a la parroquia de Baredo del Ayuntamiento de Baiona, y hacemos votos por el millón de visitas, ¿antes de un año?. Hasta aquí fui profeta y me alegraría de volver a acertar. Franja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, D. Javier! Todo es por Jesús y María y todos los frutos son para Él y Ella.

      GRACIAS, porque en estas 400000 visitas también está usted que siempre ha sido un apoyo, un guía, un maestro en este blog.

      Eliminar

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...