28 nov. 2015

Oración Primer Domingo de Adviento Ciclo C


¡QUÉ BUENO QUE VENGAS, SEÑOR!

Son tantos los acontecimientos que nos aturden
que, por momentos, sentimos que no hay vida
y que, si la hay, está atrapada
por sustos, sin sabores, violencias y desencuentros.

¡QUÉ BUENO QUE VENGAS, SEÑOR!
Que, en la Navidad, nos recuerdes la pequeñez
para que, lejos de sentirnos grandes,
podamos recuperar la esperanza
la alegría, la fortaleza y la serenidad.

¡QUÉ BUENO QUE VENGAS, SEÑOR!
Y que en medio de tanto ruido
lo hagas con el rumor del silencio
con tu presencia humana y divina
y con tu apariencia del que todo lo necesita.

¡QUÉ BUENO QUE VENGAS, SEÑOR!
Haz que, este adviento, sea viga que nos apuntale:
en nuestra oración, para no perderte
en nuestros caminos, para no desviarnos
en nuestras luces, para alcanzar la estrella
en nuestras entrañas, para no perderte
en nuestra alegría, para celebrarte
en nuestra esperanza, para aguardarte
en nuestra oscuridad, para que Tú nos ilumines.

¡QUÉ BUENO QUE VENGAS, SEÑOR!
Y que, al celebrar tu Nacimiento,
sepamos ovacionarlo con aires de salvación.
Pues, es en la semilla de Belén, en un Niño,
donde se hará grande el amor,
la justicia y la paz con la mano de Dios.

¡NOS HACES TANTA FALTA, SEÑOR!

Javier Leoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar no tengas inconveniente. Solo te ruego que seas educado y no uses nunca palabras soeces ni injuriosas. En caso contrario tendría que anularlo a continuación. Muy agradecido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...