29 jul. 2014

ORACIÓN DE LAS MADRES DE FAMILIA A SANTA MARTA DE BETANIA


Oh Santa Marta dichosa, 
que tantas veces tuviste el honor 
y la alegría de hospedar a Jesús 
en el seno de tu familia, 
de prestarle personalmente tus servicios domésticos, 
y que juntamente con tus santos hermanos Lázaro y María Magdalena, 
gozaste de su divina conversación y doctrina, 
ruega por mí y por mi familia, 
para que en ella se conserve la paz 
y el mutuo amor, 
para que todos sus miembros 
vivan en la observancia de la Ley de Dios, 
y para que sólo Dios, 
y no el mundo ni el pecado, 
reine en nuestro hogar. 
Libra a mi familia de toda desgracia espiritual y temporal, 
ayúdame en el cuidado de mis hijos y subordinados, 
y concédeme la dicha de verlos unidos bajo 
la mirada paternal de Dios en la tierra, 
para volver a verles reunidos en las moradas del cielo. 
Amén.


Fuente: blogcatolicogotitasespirituales

27 jul. 2014

Estampa Oración Santa Marta


Imagen de Santa Marta que se venera en la Capilla de Santa Marta - Baiona

Oración de los abuelos


“Gracias por habernos concedido la bendición bíblica y poder conocer a los hijos de nuestros hijos. Por revivir de nuevo la alegría de cuidarles, por disfrutar de su cariño, de su inocencia.

Gracias por verles crecer sanos y fuertes. Ayuda a sus padres para que no caigan en el desánimo, para que cada día se levanten renovados, con fuerzas para afrontar el reto de la vida.

Señor guíales mientras sean niños para que de mayores alcancen el camino que conduce a Ti, y cuando sean hombres y mujeres sepan que eres el Camino, la Verdad y la Vida y sigan sembrando en sus hijos  el bien, como lo hicieron sus padres y sus abuelos con ellos.

A nosotros los abuelos, enséñanos  a asumir nuestro papel. Danos  tu luz y tu apoyo para que se lo transmitamos a nuestros nietos. Danos la fuerza y la salud necesaria para ayudarles siempre que nos necesiten, y cuando Tú  nos llames, dejemos nuestro grato recuerdo. Amén”.

Fuente: http://peque-semillitas.blogspot.com.es/
Autora: María Luisa

Estampa Oración por los abuelos a San Joaquín y Santa Ana




Fuente: http://blogcatolicogotitasespirituales.blogspot.com.es/

25 jul. 2014

Estampa Oración Santiago Apóstol


Oración dedicada al Apóstol Santiago: TAN CERCANO, COMO SANTIAGO, SEÑOR

Imagen del Apóstol Santiago (Agencia: EFE)

Quisiera ser como él, Jesús
cercano a Ti, amarte a Ti y, luchar por Ti.

Pero no siempre, Señor,
tengo el valor de dar mi vida por Ti,
de ofrecerme por Ti
y de amarte a Ti, sobre todo, Señor.

QUISIERA SER TAN CERCANO COMO SANTIAGO

Y, sin pretender un puesto especial en el cielo,
luchar por el cielo aquí y ahora
Y, subiendo –como él- hasta el Tabor de la oración
vivir contigo y permanecer fiel contigo hasta el final.

Más no siempre, Señor, es así:
pretendo grandezas y seguridades,
prefiero el ruido a la reflexión,
o adorar a falsos dioses que me alejan de Ti, Señor.

QUISIERA SER TAN CERCANO COMO SANTIAGO

Y, casi como él, ser amigo y confidente
compañero y familiar
pregonero y aventurero
mártir o heraldo del Evangelio.

Salir y marchar, lejos de mis paraísos,
hacia esos lugares que no han oído nada sobre  Ti.

Caminar, con cuerpo y alma,
y morir en un único empeño:
seas conocido, esperado y amado.

Amén


Javier Léoz

24 jul. 2014

La vida de Santa Cristina - 24 de Julio



Santa Cristina nació en Toscana, en la margen derecha del lago Bolsena, en un villorrio frecuentemente sacudido por elementos naturales y al mismo tiempo transformado por diversas culturas en el transcurso del tiempo.

Cristina es la hija de Urbano, gobernador pagano de la región y presentado por los libros antiguos como enemigo acérrimo de los cristianos. La niña se ha aficionado desde pequeña a aquello que cuentan de ese Cristo tan perseguido y maltratado; la curiosidad primera se cambia en pensamiento cuando descubre que son muchos los cristianos juzgados por su padre y condenados porque son fieles dispuestos a dar la vida por su ideal. Crece más y más la simpatía y a escondidas busca datos de unas señoras cristianas; la instruyen y la forman; se bautiza en secreto y toma el nombre de Cristiana.
 

Entre juego y travesura formal ha hecho algo que saca de quicio a su padre y será el motivo que la lleve al martirio; no se le ha ocurrido otra cosa que apañar las estatuillas de ídolos que su padre siempre ha conservado con esmero, casi como un patrimonio familiar, las ha tomado por suyas, las ha destrozado y ha dado el rico material de que estaban hechas a los pobres para remedio de su necesidad.


El padre ha descubierto su condición y lleno de ira, al notar la rebeldía de la niña, la trata con peores modos que a los demás cristianos. "No se ha de decir en el mundo que una niña me dio la ley, ni que estos hechiceros de cristianos triunfan de nuestros dioses en medio de mi propia familia. Yo veré si sus hechizos pueden más que mis tormentos y si la paciencia de una hija ha de hacer burla de la cólera de un padre". El gobernador manda usar con ella azotes y garfios admirándose de que Cristina persista en su actitud. Manda el desnaturalizado padre preparar un brasero ardiente para quemarla poco a poco; mas el brasero se hizo una hoguera que abrasó a los verdugos y a los curiosos cercanos. Puesta en la cárcel para que cambie por la lobreguez de la mazmorra, la oscuridad y el hambre; pero allí es consolada con luminosas apariciones de ángeles que le curan sus heridas y le prometen protección. El padre, a los pocos días, manda atarle al cuello una pesada piedra y arrojarla al lago; sin embargo un ángel la transporta a la orilla. Esa noche muere de un sofoco Urbano en su cama.
 

Mandan las autoridades un nuevo gobernador que se siente estimulado a proseguir el asunto Cristina presumiendo que su padre, por padre, no supo solventarlo. Se llama Dion y ya piensa en nuevas crueldades: estanque de aceite hirviendo mezclado con pez del que la niña Cristina es liberada. Luego la manda llevar al templo de Apolo para obligarle a ofrecer sacrificio, pero, ante el asombro de todos, el ídolo se derrumba y se hace polvo ante el mismísimo gobernador que muere en el acto ¡claro que los verdugos y miles de testigos presenciales proclaman espantados proclaman a gritos que es el de Cristina el único Dios!


El tercero de los gobernadores poderosos se llama Juliano quien, preocupado por el caso pendiente, lo ha estudiado con detenimiento llegando a la conclusión de que se trata de artificios, encantamientos y magia que todos los cristianos profesan. Por ello maquina nuevos procedimientos para hacer desistir a la niña Cristina de sus pertinaces rebeldías y conseguir que el poder romano y los dioses propicios terminen con la situación que ha puesto al borde del caos a la región. Mandó preparar un horno encendido donde mete a la niña para que el fuego la consuma; siete días la tiene allí sin conseguir que le suceda daño alguno. Luego será una habitación oscura plagada de serpientes, víboras y escorpiones venenosos de la que sale indemne y sin ningún picotazo, cantando alabanzas a Dios; la desesperación del mandatario llegó entonces al extremo de decretar cortarle la lengua, pero ¡oh prodigio! ahora canta más fuerte y mejor.


Y acude, arremolinándose, toda la comarca ante la contemplación evidente del triunfo que se comenta por todas partes de la debilidad cristiana ante la fortaleza y brutalidad romana. Basta un tronco caído en donde atan a la delicada niña para que las saetas atraviesen su cuerpo y ella decida, suplicándole al buen Dios, rendirle su espíritu con el martirio.


Dicen que sus restos se trasladaron de Toscana a Palermo de Sicilia donde es reverenciada.
 http://www.es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=553
 


Iglesia de Sabarís en la parroquia Santa Cristina de la Ramallosa en la que se venera la imagen de Santa Cristina en el Val Miñor.

22 jul. 2014

Bendiciendo a Dios


Bendito seas, mi Dios, mi aire, 
que estás ahí, tan cierto como el aire que respiro.

Bendito seas, mi Dios, mi viento, 
que me animas, me empujas, me diriges.

Bendito seas, mi Dios, mi agua, 
esencia de mi cuerpo y de mi espíritu, 
que haces mi vida más limpia, más fresca, más fecunda.

Bendito seas, mi Dios, mi médico, 
siempre cerca de mí, más cerca cuanto me siento más enfermo.

Bendito seas, mi Dios, mi pastor, 
que me buscas buenos y frescos pastos, 
que me guías por las cañadas oscuras, 
que vienes a mí cuando estoy perdido en la oscuridad.

Bendito seas, mi Dios, mi madre, 
que me quieres como soy, 
que por mí eres capaz de dar la vida, 
mi refugio, mi seguridad, mi confianza.

Bendito seas, Dios, bendito seas.

José Enrique Galarreta
Fuente:http://peque-semillitas.blogspot.com.es/ 

21 jul. 2014

¿Levadura yo, Señor? Oración


Y, cuantas más veces me lo pregunto, Señor,
otras tantas Tú me contestas:
¡Te necesito como sal, y no como salero!
¡Como rayo de luz, no como gran astro!
¡Como gota de agua que calme la sed,
y no como torrente que inunde todo a su paso!

¿Levadura yo, Señor?
Y, cuando veo lo que siembro y no recojo,
siento, una y otra vez, que Tú me respondes:
no te toca a ti exigir, sino sembrar,
no te corresponde a ti recoger, sino abonar,
no mires hacia atrás, pues quien lo hace,
corre el riesgo de no construir hacia delante.

¿Levadura yo, Señor?
Y, la impaciencia, me invade, Jesús, y Tú lo sabes;
cuando me esfuerzo, y no fructifica mi trabajo,
cuando hablo, y siento que pocos me escuchan,
cuando cuido tu campo,
y apenas siento un agradecimiento humano.

¿Levadura yo, Señor?
Lo intentaré por Ti, mi Señor;
porque, bien sé, que Tú eres el dueño del tiempo,
porque, bien sé, que Tú eres el Señor de la historia,
porque, bien sé, que Tú vences sobre el mal y la mentira,
porque, en lo invisible, sé que Tú sigues vivo y operante.

¿Levadura yo, Señor?
¡Lo intentaré contigo, mi Señor!
Incluso en medio del combate y de la desesperanza.
A pesar de las contradicciones y las resistencias.
Frente al maligno que lo invade y lo confunde todo,
te prometo, Señor, que intentaré ser levadura de tu Reino.
Levadura que no se ve, pero hace crecer el pan de la fraternidad.
Levadura que no se percibe,
pero sazona la dureza de los corazones.
Levadura que, en justa medida,
haga que, mi mundo, tu mundo Señor,
sea un oasis de paz, de amor, de alegría y de fe.

¿Levadura yo, Señor?
Dame un poco de tiempo.
Dame un poco de tu fuerza.
Dame un poco de tu Espíritu.
Dame un poco de tu Evangelio…
y sé que llegaré, contigo, donde haga falta.
Amén.

P. Javier Leoz

20 jul. 2014

Gotitas de amor - Reflexión



Había un incendio en un gran bosque de bambú; el incendio formaba llamaradas impresionantes, de una altura extraordinaria; y una pequeña ave, muy pequeñita, fue al río, mojó sus alas y regresó sobre el gran incendio, y las empezó a agitar para apagarlo; y volvía a regresar, y volvía a ir una y otra vez; y los dioses que la observaban, sorprendidos la mandaron a llamar y le dijeron:

- Oye, ¿por qué estás haciendo eso? ¿Cómo es posible? ¿Cómo crees que con esas gotitas de agua puedas tú apagar un incendio de tales dimensiones?
Date cuenta: No lo vas a lograr.

Y el ave humildemente contestó:
"El bosque me ha dado tanto, le amo tanto, yo nací en él, este bosque me ha enseñado la naturaleza. Este bosque me ha dado todo mi ser.
Este bosque es mi origen y mi hogar y me voy a morir lanzando gotitas de amor, aunque no lo pueda apagar".

Los dioses entendieron lo que hacía la pequeña ave y le ayudaron a apagar el incendio.

"Cada gotita de agua apacigua un incendio. Cada acción que con amor y entusiasmo emprendemos, un mejor mañana será su reflejo. No subestime sus gotas: millones de ellas forman un océano. Todo acto que con amor realizamos, regresa a nosotros multiplicado"

Fuente: www.reflexionesparaelalma.net

18 jul. 2014

Receta secreta de la felicidad

FRASES BONITAS


(Porciones para toda la familia... con el sabor de lo nuestro)

INGREDIENTES

1 kilogramo de recuerdos infantiles
2 tazas de sonrisas
2,5 kilogramos de esperanzas
100 gramos de ternura
5 latas de cariño
40 paquetes de alegría
1 pizca de locura
8 kilogramos de amor
5 kilogramos de paciencia


PREPARACIÓN

1.- Limpia los recuerdos, quitándoles las partes que estén echadas a perder o que no sirvan. Agregarle una a una las sonrisas, hasta formar una pasta suave y dulce.

2.- Ahora, añade las esperanzas y permite que repose, hasta que doble su tamaño.

3.- Lava con agua cada uno de los paquetes de alegría, pártelos en pequeños pedacitos y mezcla con todo el cariño que encuentres.

4.- Aparte, incorpora la paciencia, la pizca de locura y la ternura cernida. Reserva.

5.- Divide en porciones iguales todo el amor y cúbrelos con la mezcla anterior.

6.- Hornéalas durante toda tu vida en el horno de tu corazón.

7.- Disfrútalas siempre con toda tu familia... con el sabor de lo nuestro.


**Consejo: Puedes agregar a la mezcla anterior dos cucharadas de comprensión y 300 gramos de comunicación para que esta receta te dure para siempre.**

Fuente:http://www.motivaciones.org/ 

17 jul. 2014

Oración Virgen del Carmen


Baredo “ahí tienes a tu Madre” nos diría, Jesús, en este atardecer del mes de Julio.

¡Cómo no darte gracias Virgen del Carmen!
Por darnos al Redentor del mundo, en el silencio de la noche, cuando algunos intentan silenciar su nacimiento en la que es la noche más estrellada del año, DIOS PEQUEÑO, ANODADADO EN BELÉN.

Tú, Santa María Madre de Dios,
eres el esplendor que no ensombrece la luz de Cristo.

Tú vives por Él y para Él.

Tú eres la transparencia y la plenitud de la gracia.

Aquí estamos, una vez más, un  nuevo año, todos tus hijos e hijas para consagrarnos a Ti.

Son muchos los nubarrones que vuelan amenazantes en el cielo de estos días: terrorismo, incredulidad, olvido de Dios, injusticias, desamor, desencuentros, la familia,
almas que perdieron vigor, cristianos que viven como si no lo fueran…

Haz, Virgen del Carmen, que no se disipen las semillas que abundamente caen desde Dios en el interior de cada uno de nuestros corazones:

-Que los padres sean responsables en el crecimiento de la fe de sus hijos.

-Que el hombre y la mujer formen una auténtica familia.

-Que los niños encuentren el mejor catecismo en sus padres.

-Que los sacerdotes no nos cansemos nunca de ir contracorriente en aquello que, más allá de la ley, sabemos que es injusto y ataca la dignidad humana y la esencia de las cosas.

En este día, santo y dichoso, queremos confiarte el futuro inmediato de nuestro pueblo.

-Acompaña en su camino a sus gobernantes, mujeres, niños, jóvenes, educadores, sacerdotes, obreros, empresarios y hombres del campo.

-Guía a este pueblo que, aún en medio del bienestar, conoce contradicciones, debilidades, dudas, imperfecciones y soledades.

Por ello, en este día –con la emoción contenida de tus hijos- respondemos a la indicación de Jesús: MADRE, AQUÍ NOS TIENES A TUS HIJOS.

Tú que vives cerca del Sagrario háblale de nosotros;
de los niños que no han visto la luz,
de los jóvenes enganchados a la droga
que necesitan tu apoyo para salir de ella,
de los enfermos castigados por la enfermedad y humillados por la soledad,
de los matrimonios que viven felizmente
y de aquellos que se encuentran en horas de prueba,
de los consagrados, de los sacerdotes y de aquellos jóvenes que serían muy felices siendo sacerdotes aunque solo fuera para dar una palabra de esperanza a este mundo vacío de tantas cosas.

Santa María, Madre de Dios y Virgen del Carmen
déjame, fundir los sentimientos de todos los presentes y ausentes,
de tus hijos vivos y de tus hijos muertos.

Déjame fundir todos esos sentimientos en una gran corona invisible
para coronarte de nuevo y decirte que nosotros
seamos tu gloria y tu honra.

Que seas la luz, hoy y siempre, en este pueblo
que con los labios te reza,
con el corazón te ama
y con las manos te eleva
como el orgullo y el mejor tesoro de nuestra tierra.

Amén.

Padre Javier Léoz

16 jul. 2014

LOS REMOS DE LA VIRGEN DEL CARMEN



1) LA FE. Para fiarse de Dios y saber que DIOS, siempre, cumple lo que promete.

2) LA ESPERANZA. Para no desesperar cuando, aparentemente, las cosas no vayan bien. Dios es el eterno amigo invisible.

3) LA FORTALEZA. Para no desaparecer ni huir hacia delante, en las situaciones adversas. Para hacer frente a las pruebas.

4) LA ORACIÓN. Para no perder el rumbo. Para no quedarnos vacíos  por el camino y llenarnos de la fuerza que viene de lo alto.

5) LA SENCILLEZ. Para ser felices con lo que somos y tenemos y no permanecer en un estado de ansiedad por lo que nunca alcanzaremos.

6) LA DISPONIBILIDAD. Para ponernos en camino y salir al paso de quien necesite nuestra ayuda o consejo.

7) LA SOLIDARIDAD. Para acompañar al que sufre y animar a quien está caído. Para alumbrar a quien vive inmerso en la oscuridad.

8) LA VALENTÍA. Para seguir hasta el final en lo que nos hemos propuesto y hacer frente a quien intenta confundirnos.

9) LA ALEGRÍA. Para irradiar en el entorno donde estamos buenas dosis de humor y sonreir aunque, por dentro, estemos llorando.

10) LA AMISTAD. Para abrir el corazón a terceras personas. Para no cerrarnos a nosotros mismos y hacer partícipes a los demás de lo que sentimos por dentro.

Padre Javier Léoz

15 jul. 2014

La fortaleza del hombre - Reflexión

52.gif picture by enrique24_2007

- La fortaleza de un hombre no está en el ancho de sus hombros.
- Está en el tamaño de sus brazos cuando abrazan.

- La fortaleza un hombre no está en lo profundo del tono de su voz.
- Está en la gentileza que usa en sus palabras.

- La fortaleza de un hombre no está en la cantidad de amigos que tiene.
- Está en lo buen amigo que se vuelve de sus hijos.

- La fortaleza de un hombre no está en como lo respetan en su trabajo.
- Está en como es respetado en su casa.

- La fortaleza de un hombre no está en lo duro que puede golpear.
- Está en lo cuidadoso de sus caricias.

- La fortaleza de un hombre no está en su cabello o su pecho.
- Está en su corazón.

- La fortaleza de un hombre no está en las mujeres que ha conquistado.
- Está en poder ser verdaderamente de una mujer.

- La fortaleza de un hombre no está en el peso que pueda levantar.
- Está en las cargas que puede llevar a cuestas.



Fuente: nuestraedad.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...