31 may. 2013

Recursos Catequesis Sagrado Corazón de Jesús para el mes de Junio

Descifra el mensaje sobre el Sagrado Corazón de Jesús:

Colorea el Sagrado Corazón de Jesús:





Manualidad Tarjeta de Jesús en un corazón:


Fuente: elrincondelasmelli

Resentimientos: Reflexión sobre el perdón


Resentimientos

Al tener un resentimiento vamos matando
nuestra semilla de felicidad interna;
La palabra resentimiento viene de re-sentir,
es decir volver a sentir intensamente
una y otra vez aquello que nos dolió;
es como si a diario tomáramos
una cucharadita de veneno
que nos va amargando
y destruyendo por dentro.

Es cierto que perdonar es difícil,
especialmente a nosotros mismos,
nos cuesta trabajo perdonar
nuestros errores y fracasos,
y lo peor es que ese resentimiento
lo proyectamos en los demás
por la vía de la agresividad,
la envidia y el mal humor.

Pero, como dice José Luis Martín Descalzo,
pasarse la vida dándole vueltas
a nuestros propios errores
es señal de un refinadísimo orgullo.
Cuando con serenidad nos aceptamos
a nosotros mismos, y a la vez sabemos
exigirnos y sonreír ante nuestro propio espejo,
ya estamos bien preparados
para perdonar a los demás.
A final de cuentas, perdonar es siempre
la consecuencia de comprender,
y como dice Graham Green,
"si conociéramos el último porqué de las cosas,
tendríamos compasión hasta de las estrellas".

Perdonar a veces sólo requiere
de una percepción distinta, de que veamos
las cosas bajo otro lente: el del otro.

Cuando perdonamos nos quitamos
un gran peso de encima,
nos sentimos más ligeros, libres y,
sobre todo, en paz.
Es como reparar algo que estaba roto,
nos ofrece un nuevo comienzo,
una nueva forma de vivir,
nos vuelve a despertar a la verdad
de nuestra bondad y nos hace
sentirnos dignos de amor.


En Junio con el Sagrado Corazón de Jesús: Nardo para el día 1

¡Oh Sagrado Corazón, Luz en este mundo de oscuridad!

Meditación: Corazón Sagrado, enllagado y martirizado por nuestros pecados, sé nuestra Luz para vivir sólo en Ti, y así poder seguir nuestro camino para llegar un día a habitar junto al Padre Celestial

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!

 ¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sois Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre sí. Amén.

Florecilla: Que sepamos plasmar en nuestro pobre corazón, lo que nos enseñó el Hijo de Dios. Meditemos que poco sabemos de Él.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.

Fuente: Catholic.net

En Junio con el Sagrado Corazón de Jesús: Consagración

30 may. 2013

En Mayo con María - Reflexión y Flor Día 31


En el momento de concluir, Madre misericordioso, te queremos bien, aunque con frecuencia no lleguemos a demostrártelo. Tú lo sabes, somos más infelices que malos, pero tu santidad nos atrae y nos consuela. 

Te sentimos siempre como nuestra hermana, nuestra tierna Madre. Inmaculada y Dolorosa; Tú, la llena de gracia y nosotros llenos de pecados. Es Dios quién ha hecho cosas grandes en ti. Oh María, nos has dado a Jesús, continúa dándonoslo cada día, cada hora. Oh María, sé nuestra respiración, nuestro amor, y no nos abandones "ahora y en la hora de nuestra muerte". Amén.





Temer ¿a qué?

Te copio una copla popular que hace siglos rezaban los cristianos con frecuencia, para que ahora se la digas a Ella:

"No, no temo nada; no temo a mis pecados, porque puedes remediar el mal que me han causado; no temo a los demonios, porque eres más poderosa que todo el infierno; no temo a tu Hijo, justamente indignado por mí, porque se aplacará con una sola palabra tuya. Sólo temo que por mi culpa deje de encomendarme a Ti y así me pierda".

¡Qué seguridad! ¡Y qué lógico! Si yo no le dejo, Ella no me dejará. Lo único que puede darnos miedo es dejar de rezar y alejarse de María.

Madre mía, hoy acaba el mes dedicado a Ti. Tenme siempre cogido de tu mano. Cuídame cada día hasta el día de mi muerte. Y así vaya al cielo, donde ya poder estar contigo por los siglos. Amén.

Ahora puedes seguir hablando a María con tus palabras, comentándole algo de lo que has leído.

Después termina con la oración final.

Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)



Asegura el viejo pensador: “Mira dentro de ti. Allá está la fuente del bien, que nunca se agotará con tal de que vayas excavando tu interior en cada instante”.

La Pascua, nos invita a descubrir esa alegría de esa fe cristiana que, a veces, tanto disimulamos y tanto nos cuesta manifestar.

Entregar una  flor “tulipán” a Santa María conlleva descubrir la belleza y el colorido que  aporta el mensaje de Cristo cuando se vive y se cuida con intensidad y con interés.

El “tulipán” florece a los cien días de ser sembrado y, después, va apagándose para en el próximo año y con el mismo bulbo volver a nacer.

María nos recuerda que la Palabra de Jesús se cumple. Vivamos con alegría y cerremos los ojos a este mundo con la misma alegría y certeza de saber que volveremos a encontrarnos por aquel que triunfó sobre la muerte: CRISTO.

Así lo sintió Ella, ni corta ni perezosa (con la alegría de llevar en sus entrañas a Jesús) se puso en camino para hacerle saber a Santa Isabel lo que el ángel le había hecho partícipe. Mientras tanto, muchos de nosotros, aletargados y enmudecidos por no sé qué miedos o temores en los rincones de nuestras sacristías. Que no se apague el fuego de Pentecostés.


J.Leoz

29 may. 2013

En Mayo con María - Reflexión y Flor Día 30


En nuestra última tarde, ciertamente María correrá junto a nosotros porque sabe que la hora de la agonía es dura. En efecto, muchos llegan a aquel momento con las manos vacías de bien y cargadas de mal. 

Y el alma en aquel momento es cuando ve las cosas en su verdadera realidad. Ella vendrá a nuestro encuentro. Ella que escuchó nuestras diarias oraciones de pequeños y de adultos: "Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte", correrá en nuestra ayuda. María estará junto a nosotros como una tierna madre en la cabecera del hijo moribundo. Mientras nuestros parientes y amigos se verán impotentes acudirán a los doctores; pero será María quien despliegue toda su potencia y bondad. ¡Qué consuelo notará en el momento final quien tanto amó y rezó a María durante su vida!


¡No dejarles... aunque está hecho un desastre!

Cuenta San Alfonso María este sucedido: en 1604, a dos jóvenes de Flandes, que llevaban una mala vida, al pasar una noche en casa de una mujer pecadora, de vida deshonesta, les ocurrió lo que se cuenta a continuación:

Ricardo, uno de los jóvenes, salió de aquella casa y cuando llegó a la suya se acostó. Una vez en la cama se acordó de no haber rezado las tres Avemarías, que acostumbraba rezar todos los días a su Madre la Virgen. El sueño ya le había vencido, pero venciendo la pereza las rezó, aunque sin mucha devoción y luego se acostó de nuevo.

Apenas había empezado a dormir notó que alguien golpeaba con fuerza la puerta de su habitación.

Quien golpeaba la puerta era el alma de su amigo. (Cuando morimos, nuestra alma sigue viviendo, y en algunas ocasiones permite Dios que, de forma extraordinaria, actúe físicamente. En este caso lo permitió Dios para que Ricardo cambiase de vida).

Ricardo se levantó y sin abrir la puerta preguntó: -¿Quién eres?

-¿Es que no me reconoces?, ¡soy un desgraciado, -exclamó triste el alma del amigo- estoy condenado!
- ¿Cómo así?
-Tienes que saber, Ricardo que, al salir de aquella casa me atacaron y caí muerto ahogado; mi cuerpo quedó tendido en la mitad de la calle y mi alma está en el infierno. Lo mismo te hubiera pasado a ti, pero Santa María te salvó de él por las tres Avemarías que le rezas cada noche. Y acabó diciendo: aprovecha esta revelación de la Madre de Dios, tú que tienes tiempo. Y desapareció.

La Virgen quiso que el alma de su amigo le revelase a Ricardo lo sucedido para que cambiase de vida. Ricardo se puso a llorar y a dar gracias a la Virgen; sonaban entonces las campanas de la iglesia y decidió ir a confesarse y hacer penitencia.

Fue y se lo dijo a los sacerdotes; estos, que no lo creían, se dirigieron a la calle donde estaba el cuerpo de su amigo y lo vieron muerto y tendido en mitad de la calle; comprobaron así que Ricardo no había mentido. A partir de entonces Ricardo cambió de vida e hizo muchas cosas por Dios y por los demás.

Perdona, María, las veces que rezo el Avemaría sin atención, como de carrerilla, sin darme cuenta de que te lo estoy diciendo a Ti. Procuraré fijarme más en los pronombres en segunda persona (Tú, te, contigo). De todas formas, aunque me siga distrayendo, no me preocupa: sé que te gusta lo que digo, y sabes que te lo digo porque te quiero. Todas las noches te daré las buenas noches rezándote las tres Avemarías... ¡con atención!

Ahora puedes seguir hablando a María con tus palabras, comentándole algo de lo que has leído. Después termina con la oración final.


  Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)


Afirman que no hay nada mejor para la salud y el brillo de los ojos que una buena infusión de “jazmín”. 

Tal vez, agobiados por el escaparate y el fuego de artificio, hemos olvidado pedir a Dios “ojos para ver bien”, “para juzgar bien”, “para actuar bien”.

María, mejor que nadie, supo distinguir con larga vista aquello que Dios le puso delante de sí misma.

Alfombrar la casa de la Virgen con el “jazmín” es pedirle a María que nunca deje de mirarnos. Es rogarle que interceda ante el Padre para que nunca perdamos el perfume de los amigos de Jesús: solidaridad y servicio, perdón y comprensión, afabilidad y alegría.

Pidamos a Santa María, en este mes de mayo, que cuide de nuestros ojos para que sepamos ver con claridad aquello que conviene para ser unos buenos hijos de Dios y convertirnos en unos eternos altavoces que suenen en el mundo como aleluyas de la Pascua del Resucitado. Que hoy, el Espíritu Santo, nos fortalezca con el DON DE CONSEJO para clarificar tanto túnel oscuro y sin final en las vidas de muchas personas.


“Cuando el carro se haya roto 
muchos os dirán 
por dónde no se debía pasar” 


J.Leoz

28 may. 2013

En Mayo con María - Reflexión y Flor Día 29



Decía Newman: "Sin la Virgen, el cristianismo no me parecería muy aceptable". Un cristianismo sin esta Madre, sería inhumano. María también puede decir, parodiando a Jesús: "Quién me ve a mí, ve a Jesús... y no es una extrañeza".

Quien ve a María ve a Jesús. Estamos casi al final del mes de mayo... Las cosas bellas terminan siempre demasiado pronto, mientras las horas del dolor parece que no finalizan nunca. ¡Qué bien se está con la Virgen! ¡Cómo notamos casi físicamente su presencia, su amor, solicitud por cada uno de nosotros!


Le quitó el casco

Balduino fue el Rey de Bélgica hasta 1994, año en el que muere. Muchos de sus allegados han hablado y escrito acerca de la vida cristiana ejemplar de este Rey. Un buen amigo suyo era el Cardenal Suenens. Escribe esta anécdota. Iban de viaje en coche ellos dos solos.

"La escena tiene lugar en una carretera secundaria del país. El Rey conducía el coche y yo era el único pasajero. Al pasar cerca de la estación de un pueblo, vio una imagen de Nuestra Señora rodeada de un jardincillo de flores, pero alguien había tenido el mal gusto de profanarla poniéndole en la cabeza un casco de punta alemán de la Gran Guerra.

Arriesgándose a que lo reconocieran, frenó en seco y, sin decir palabra, salió del coche, se subió al pedestal y quitó el casco, que tiró en una zanja. Cogió de nuevo el volante sin hacer ningún comentario, como la cosa más natural del mundo. Yo vi en este gesto la actitud de un caballero que no permite que se burlen de su madre y que ignora cualquier tipo de respeto humano que en ese momento pudiera pasársele por la cabeza"

Santa María, que cuando vea algo que pueda no gustarte a ti o a tu hijo, que sepa reaccionar igual que el Rey Balduino. Que no me dé vergüenza comportarme como tu hijo.

Comenta esto con ella un rato.


Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)



A lo largo de la historia, al laurel, se le ha conferido significación religiosa vinculada al triunfo. La mitología griega lo consagró a Apolo, dios de la salud y la medicina. Con laurel eran coronados los emperadores romanos y los vencedores en torneos y batallas. Con palmas y ramos de laurel fue aclamado Jesucristo en su entrada en Jerusalén, y para conmemorar este episodio el mundo cristiano ha instituido el Domingo de Ramos, en que se bendicen palmas y laureles, olivos y ramas.

Y también, simbolizando el triunfo de María por su disponibilidad y obediencia, sencillez y pobreza, apertura y bondad, queremos ofrendarle una pequeña rama de “laurel”.

Que Ella nos ayude a superarnos a nosotros mismos en aquello que merezca la pena. Que seamos de aquellos intrépidos que, contra viento y marea, saben y quieren esforzarse por ascender a las más altas cotas de la verdad y de la sinceridad, de amor y de justicia, de paz y de solidaridad.

Qué bien lo expresó el sabio: “el oro se hace viejo en la tierra pero el triunfo que no se malogra espera siempre en el cielo”. Pentecostés sea para nosotros una fuente del DON DE CIENCIA que viene de Dios como la mejor y la más sensata.


J.Leoz

27 may. 2013

En Mayo con María - Reflexión y Flor Día 28



Encomendémonos cada día a María, nuestra madre, alegrémonos, ofrezcamos nuestro trabajo y sufrimiento a María... Deseemos vivir y morir entre los brazos de Jesús y de María. Por eso, un devoto de María debe difundir la alegría. 

Quien tiene a Jesús y María en el corazón difunde la alegría, la verdadera. Un día un médico ateo pidió hospitalidad en una casa de religiosos para la noche. 

Cenó con ellos, y cuando iba a la habitación, dijo: "Nunca hubiera creído que vosotros sacerdotes fueseis tan alegres y chistosos". 

San Felipe Neri convirtió media Roma riendo y haciendo reír durante medio siglo; la alegría es un gran secreto de apostolado. En compañía de María, "sirvamos al Señor con alegría" (Salmo 100,1)


Rezar todos los días, pase lo que pase

Te copio una noticia del periódico que hace referencia a la operación que Juan Pablo II sufrió en octubre de 1996.

El Papa pasará más días en el hospital de los inicialmente previstos. Una circunstancia que, según el cirujano Francesco Crucitti, se debe a que Juan Pablo II "es un paciente rebelde" y en el Vaticano podría estar más ansioso por retomar sus actividades normales. Ello podría dificultar su recuperación.

Crucitti recordó que el Papa impidió que se adelantara su operación, a pesar que le fue diagnosticada en las Navidades pasadas, porque tenía numerosos compromisos. Ha preferido esperar a un "hueco" en su agenda para acceder a la intervención, aunque esto le haya supuesto más malestares.

Por otra parte, el portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, comentó que el Pontífice se había levantado el día de la operación a las tres de la mañana, que rezó sólo en su capilla particular, contigua a su habitación en el décimo piso del Políclínico, donde leyó el Breviario y rezó parte del rosario.

A las cinco de la mañana concelebró la Misa con su secretario, monseñor Stanislao Dziwisz.

Ayúdame, Madre mía, a rezar todos los días. Que no acepte excusas. Que no deje de dedicarte un rato aunque esté cansado. Quiero que me resulte necesario rezar. Gracias.

Comenta ahora estas cosas con Ella.


Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)


Si algo valoramos en los tiempos que vivimos (por ser un bien escaso) es la FIDELIDAD; cuando alguien cumple lo que promete; cuando una pareja (a pesar de las dificultades) sigue adelante; cuando una persona lucha por sus ideales y sus principios… pensamos que la fidelidad todavía existe.

Entrar en la presencia de María y dejar que suba por la pared de su santuario una “hiedra” es ser conscientes de que nos falta mucho para ser coherentes entre lo que decimos y aquello que hacemos.

Ella, María, fue fiel hasta el final. Supo agarrarse en cuerpo y alma a la fe como la misma hiedra se ajusta a un muro para no desprenderse, caer al suelo y morir.

Hoy, no puede ser de otra manera, recordamos a tantos hombres y mujeres que iniciaron con buena voluntad el camino de la vida cristiana  pero, los vientos de la comodidad, apatía, incredulidad o secularismo… los alejó por otros derroteros. Que Pentecostés nos traiga el SANTO TEMOR DE DIOS que es el susto de perderle.

Mirar a María, en esta jornada del mes de mayo, es hacerle sabedora de que la fidelidad sólo se consigue cuando uno la trabaja y la solicita a Dios como don del Espíritu Santo.


“Si Dios está en todo lugar... 
¿por qué yo estoy en otro sitio?”

(M.D.)

J.Leoz

26 may. 2013

¡Feliz 56 Aniversario!

Hoy queremos felicitar a quien ha sido el impulsor de este blog. Una de las personas que más nos ha apoyado, enseñado y rezado para que día a día continuemos con la alegría de ofrecer estos frutos al Señor y a Nuestra Madre.

¿Por qué hoy? Hace 56 años, D. Javier celebraba su Primera Eucaristía rodeado de sus seres queridos. Aquí añadimos un recuerdo de tan esperado día.

¡Enhorabuena por seguir siendo fiel al Señor después de estos 56 años! ¡Gracias por haber dicho sí a la llamada de Jesús! ¡GRACIAS!



Os invitamos, como ya lo hemos hecho en otras ocasiones a que visitéis la maravilla de blog que D. Javier edita desde la Parroquia Santa María de Baiona, donde ejerce actualmente como vicario:

En Mayo con María - Reflexión y Flor Día 27



Un sacerdote amigo mío me dijo un día: "En las letanías falta una invocación" ¿Cuál?, le pregunté. Falta: "Reina del buen humor". 

La palabra Evangelio significa precisamente: "Anuncio de alegría". La Virgen, yendo a casa de Isabel inunda aquella casa de alegría. 

Hasta el niño que tenía en su seno salta de alegría. El Magnificat es todo un canto de alegría, de regocijo. La alegría escribió Chasterton es el gran secreto del cristianismo. El pecado siempre está unido a la tristeza mientras la santidad es siempre de alegría.



¡Un sólo instante y una María!

En cierta ocasión, cuando estaban rezando por un chaval endemoniado, ocurrió lo siguiente, según cuenta un testigo presencial: que "el demonio multiplicaba sus gritos con más fuerza y confusión, diciendo: "¿Por qué he de salir?", entonces, una religiosa allí presente exclamó con fervor: "¡Santa Madre de Dios, rogad por nosotros! ¡María, Madre de Jesús, venid en ayuda nuestra!". Al oír estas palabras, el espíritu infernal redobló sus horribles alaridos: "¡María! ¡María! ¡Para mí no hay María! No pronunciéis ese nombre, que me hace estremecer. ¡Si hubiese una María para mí, como la hay para vosotros, yo no sería un demonio! Pero para mí no hay María." Todos los presentes lloraban. Repitió el demonio: "¡Si yo tuviese un solo instante de los muchos que vosotros perdéis! ¡Un sólo instante y una María y yo no sería un demonio!."

¡Qué fuerte! Satanás es un ángel que se separó de Dios; y dice que si tuviera a María no sería demonio. Esto es, porque no contó con Ella ha caído tan bajo. Con qué alegría puedo gritar, en momentos de bajón, de dificultad, de vacas flacas: ¡Tengo a María! Eso es lo importante; lo demás cambia.

Ahora puedes seguir hablando a María con tus palabras, comentándole algo de lo que has leído. Después termina con la oración final.


Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)



La universalidad de la Iglesia la queremos visualizar en la flor “iris”. Los entendidos aseguran que es una especie que igual se desarrolla en las cumbres como en los llanos, en los ríos o en los lugares más áridos.

María nos invita, en este mes de mayo, a no perder el horizonte de nuestra fe universal. A estar en comunión con miles de herman@s nuestr@s que creen en lo mismo que nosotros, que celebran el amor que Dios les tiene, que cantan con gozo, aún en diferente  idioma, el Aleluya de  la Pascua.

La Iglesia, que es la gran familia de los hijos de Dios, se siente unida por la fuerza y el vínculo del Espíritu Santo. Se fortalece por la Eucaristía. Se orienta por la Palabra de Dios. Se sostiene por la Gracia de la oración.

Dejamos la flor “iris” ante la Virgen y… nos vamos con la sensación de que nuestra familia es grande, santa, perfecta y pecadora a la vez. Que Pentecostés derrame sobre todos nosotros el DON DE ENTENDIMIENTO para comprender los Misterios de Dios.



“Cuando uno entra a una iglesia 
es él mismo pero, 
cuando sale,   
sabe que no está sólo” 

J.Leoz

25 may. 2013

Reflexión sobre la Santísima Trinidad


D. Ignacio en este mes de mayo publicó en la Hoja Parroquial El Valle una enriquecedora reflexión sobre la Santísima Trinidad. Desde aquí le animamos a que edite de forma virtual esta maravilla de hoja parroquial porque nos puede ayudar en nuestra formación.


El 26 de este mes de mayo es la Solemnidad de la Santísima Trinidad. Conviene hacer una pequeña meditación que nos acerque al Dios Trino en personas, tal como nos lo ha revelado Jesús: "A Dios nadie lo ha visto jamás; el Hijo Unigénito del Padre nos lo ha dado a conocer" (Ioh. 1, 18).

Se trata de una realidad fascinante que nos invita a la penetración de ese misterio inefable de la vida íntima de Dios. Hemos de tener en cuenta, sin embargo, que la revelación de la Trinidad nos es una verdad estática sino dinámica, con unas exigencias concretas para la vivencia habitual de nuestra fe. El Dios en quien nosotros creemos existe tripersonalmente, y la Sagrada Escritura nos lo muestra en su profundo dinamismo. Dios se expresa trinitariamente en su obrar con el hombre y para el hombre: El Padre envía al mundo su Hijo, no para juzgar el mundo sino para que el mundo se salve por Él; Padre e Hijo envían al Espíritu Santo, a quien se atribuye la plena santificación de las almas.

El hombre es imagen de la Trinidad.


Dios no dijo: "Hágase el hombre", como dijo: "Hágase la luz"; Dios no dijo: "Produzca la tierra hombres", como dijo: " Produzca la tierra hierba y árboles de toda clase"; Dios no dijo: "Haya hombres que pueblen la tierra", como dijo: "Haya peces que llenen los mares y aves que llenen el firmamento", Dios, el día sexto, como si la Trinidad se reuniese en consejo , dijo: "Hagamos al hombre". Es un tono personal, más íntimo, más denso. El parangón, el modelo, no lo toma de las cosas ya creadas. Dios mismo es el modelo: "Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza". El hombre es la semejanza de Dios.

Una escena del Evangelio: los fariseos preguntan a Jesús, si es lícito pagar tributos al César. Él les pidió una moneda del censo, y preguntó: "¿De quién es esta imagen?". Le dijeron que del César. Pues ya está; "dad al César lo que es del César". Pero, ¿de quién es imagen el hombre? De Dios. Pues dad a Dios lo que es de Dios lo que es de Dios. De Dios es el cuerpo con sus sentidos; de Dios es el alma con sus potencias. Todo es de Dios, todo debe llevar su sello divino.

Cuando una persona se entrega así a Dios, en alma y cuerpo, Dios toma posesión de ella. Es la inhabitación trinitaria, que arranca del bautismo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y que se da cuando el hombre tiene en su alma la gracia divina.

La inhabitación trinitaria incluye estos elementos:

1.- La liberación del pecado, ya que es propio de la amistad la eliminación de los agravios, de las ofensas.

2.- El andar en compañía del Amigo y conversar amigablemente con Él. Es la oración, el trato de amistad, la contemplación amorosa.

3.- Tener, con el Amigo, un mismo querer y un mismo sentir. Como dice Jesús: "Si me amáis, cumpliréis mis mandamientos". Identificación con el querer de Dios: ¿Lo quieres, Señor? Yo también lo quiero.

Es claro que Dios habita en el alma como en un templo; lo dice San Pablo: "Vosotros sois templos del Dios vivo". Pues bien, un templo debe ser santo: "Domum meam decet sanctitudo", a mi Casa le conviene la santidad.

Para que el hombre llegue a la bienaventuranza divina que, por naturaleza, es propia de Dios Trinidad, necesita:

-mediante la perfección espiritual, (el ser) asemenjarse a Dios;

-actuar conforme a esa misma perfección de Espíritu (el obrar, que sigue al ser).

Es decir, vivir en gracia; vivir el dinamismo de la gracia.



En Mayo con María - Reflexión y Flor Día 26


Las bienaventuranzas del Evangelio son ocho. S. Buenaventura añadía otra: "Bienaventurados los que se abandonan a las manos de la Virgen". 

A la Virgen se la define también como puerta del cielo. Cuando llega un infiel le abre la puerta para que entre. Como dice el R Andrés Prevot, mano derecha del R Dehon: "Si quieres encontrar a Jesús con seguridad, búscalo entre los brazos de María".


¡Guapa, guapa y guapa!

Me viene a la cabeza el fervor con que tanta gente, en la Semana Santa de Sevilla, gritaba al paso de la Macarena: ¡guapa, guapa y guapa!

Con lo femenina que es nuestra Madre, podemos estar seguros de que le gustarán los piropos que le lancemos.

Madre mía, procuraré decirte algo -aunque sólo sea: ¡guapa!- cada vez que vea una imagen tuya.

¡Ah! y qué buena idea la de aquel que siempre que veía una chica guapa decía a María en su interior: ¡Tú sí que eres guapa!

Ahora puedes seguir hablando a María con tus palabras, comentándole algo de lo que has leído. Después termina con la oración final.


Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)



  A tal Reina… tal honor: LA ORQUIDEA.

Al llegar la fiesta de nuestra Madre mil regalos resultan insuficientes para que sienta y comprenda que es mucho el cariño y otro tanto el amor que esos obsequios guardan y pregonan.

En mayo, rosario y oraciones, ofrendas y peregrinaciones, romerías y cantos constituyen el gran secreto a voces por los creyentes celebrado: MARIA MADRE DE DIOS Y DE NUESTRO PUEBLO.

La “orquídea” alumbra la riqueza mariana que todos llevamos ayudando a crecer el alma. Significa la firme creencia de que, Santa María Virgen, sigue siendo de capital importancia para seguir caminando tras las huellas del que venció en un madero a la muerte: CRISTO RESUCITADO.

María, en reciprocidad, nos devuelve esta singular respuesta: la mayor riqueza que me podéis dar es ser testigos de Jesús Resucitado. Que Pentecostés nos traiga el DON DE LA FORTALEZA ANTE LA DEBILIDAD.



“No es fuerte quien no cae sino, 
aquel que después de caer, 
se levanta”

J.Leoz

24 may. 2013

El Papa Francisco nos invita a una Hora de Adoración Eucarística el día 2 de Junio

«El papa Francisco, con motivo del Año de la Fe, ha convocado a toda la Iglesia a un gesto único: que en la tarde del domingo 2 de junio, día en que la mayor parte de la Iglesia Católica celebra la Solemnidad del Corpus Christi, y a la misma hora, todos los católicos del mundo nos unamos en un gesto unánime de comunión con el Señor, y también de comunión con el Vicario de Cristo, con todo el Colegio Episcopal, y con toda la Iglesia extendida por toda la tierra, en una hora de adoración al Santísimo Sacramento»

El Padre Javier Léoz nos propone unas ideas para unirnos en oración en esa Hora Santa para la Adoración al Santísimo:








En Mayo con María - Reflexión y Flor Día 25



Perder a Jesús, ¡qué desgracia! Pero hay una cosa más triste: no sentir el inmenso vacío que deja en nuestra alma no sentir la necesidad de buscarlo. 

Es necesario comportarse como María y José. Es lo único que hay que hacer: buscarlo con las lágrimas en los ojos; encontrarlo con una buena confesión. 

¿Dónde está Jesús? Se lamentaba Santa Catalina de Siena durante una terrible tentación. "Estaba en tu corazón y gozaba de verte luchar".


El milagro de Calanda

Finales de julio de 1637. Miguel Juan Pellicer, natural de Calanda (Teruel) tuvo un accidente durante su trabajo. Cayó al suelo y le pasó por encima de la pierna derecha una de las ruedas del Carro de su tío rompiéndosela más o menos a la altura del tobillo. Le llevaron al hospital de Valencia y, al ver que cada vez empeoraba más, lo trasladaron a Zaragoza donde llegó a primeros de octubre, con mucha fiebre y la pierna totalmente gangrenada. Antes de ingresar en el hospital fue a la iglesia del Pilar, donde se confesó y comulgó.

Ya en el hospital, viendo los médicos que la pierna no tenía curación decidieron cortarla cuatro dedos por debajo de la rodilla. Se la serraron sin más anestesia que una bebida bien cargada de alcohol mientras él se encomendaba a la Virgen del Pilar. Después de la operación, dos médicos enterraron la pierna en el cementerio del hospital.

Cuando se repuso de la operación, pasó dos años y medio pidiendo limosna en la puerta del Pilar y durmiendo en una posada o en los bancos del hospital. Regresó a Calanda. Una noche soñó que se untaba el muñón con el aceite de la lámpara de la iglesia del Pilar. Al entrar sus padres en la habitación notaron una extraña fragancia; la madre se aproximó con el candil a su hijo y vio que le salían de entre las sábanas no una sino las dos piernas. Era su misma pierna amputada: con antiguas cicatrices de niño y la lesión cerca de tobillo que le hizo el carro cuando le pasó por encima. Además se comprobó que la pierna enterrada en el cementerio del hospital no estaba. Todo el pueblo fue testigo del milagro y el párroco celebró una misa en acción de gracias.

¡Qué grande eres, Madre mía! No necesito ver milagros, porque ya has hecho miles. Pero sí necesito que aumentes mi fe cada día, hasta tenerla tan grande como la tuya. ¡Creo, Madre, pero haz que crea más y más!

Ahora puedes seguir hablando a María con tus palabras, comentándole algo de lo que has leído. Después termina con la oración final.


Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)



La preocupación y el trabajo por esa gran institución en la que todos hemos nacido, la familia, la queremos representar en la flor “alhelí”. 

Grupos de flores agrupados en varias espigas nos cantan los carismas y la diversidad, la riqueza y la pluralidad de padres e hijos, nietos y abuelos que conforman una FAMILIA.

María, al recibir este obsequio, nos cuenta cómo Ella también cruzó por momentos de dificultades en el hogar pero que nunca se dejó amedrentar ni confundir a la hora de defender y llevar adelante su misión de madre y esposa.

Presentamos en este día el “alhelí” en nombre de tantas personas que viven con generosidad, alegría, amor, paciencia y empeño ese arte  de amar y de enseñar en cristiano y en familia. Que Pentecostés haga posible el que recuperemos el DON DE LA SABIDURIA para perfeccionar y guardar nuestras familias.



“La familia es el paraíso anticipado” 

(John Browring)
 
J.Leoz

23 may. 2013

En Mayo con María - Reflexión y Flor Día 24


Jesús tiene 12 años, y para los hebreos, a esta edad, comienza la obligación de ir al templo de Jerusalén, una o más veces al año. La pérdida de Jesús no hay que achacarla a negligencia de María o de José ya que los niños podrían estar tanto con el grupo de los hombres como el de las mujeres.

"¿Dónde estará Jesús?" En una de tantas salas. Finalmente: "Míralo". Jesús está en medio de los doctores de la ley, que los escucha, les pregunta y responde a sus preguntas. "Nunca oí a un muchacho tan docto; Señora, déjelo aquí, lo educaremos nosotros". Pero María no quería desprenderse de Jesús, y da las gracias a todos y lo estrecha junto a su pecho. Así debemos hacer nosotros, especialmente después de haberlo perdido por el pecado. No perdamos tiempo, acerquémonos a la Iglesia y pidamos perdón al Señor con una hermosa confesión. Con la ayuda de María encontraremos a Jesús en el fondo de nuestro templo espiritual.



"Querida Madre mía"

Ojeando papeles viejos encuentro la fotocopia de una carta que leí no sé dónde. Te la transcribo:

"María: no sé cómo empezar esta carta. Me había hecho muy feliz que con toda sinceridad hubiese podido decir: Querida Madre Mía, pero siento que no alcanzo a decirlo porque no sé si te quiero lo suficiente para ello. El querer a alguien es dar y hacer por el otro "el todo". Yo sé que Tú lo eres todo eso para mí: ¡eres mi Madre!; pero por mi parte no confío lo suficiente, no amo lo suficiente, no me entrego lo suficiente. ¿Será por todo eso por lo que no recibo respuesta a mis peticiones? Diariamente te cuento mis temores, mis inquietudes, mis preocupaciones, incluso mis alegrías, y Tú callas. ( ... ). ¿Es, como te decía antes, mi falta de amor y confianza, en definitiva mi falta de fe, la que no me deja entenderte del todo? Yo te espero todos los días. Gracias"

¿Puedes tú decirle con sinceridad Querida Madre mía?; ¿Das y haces "el todo" por Ella y por Dios?

Puedes hablarlo con Ella. Lo que no está escrito, es ahora cuando puedes decírselo, comentando el texto que has leído y las preguntas. Después termina con la oración final.

Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)




El “geranio” tiene lenguaje de consuelo. Una casa llena de “geranios” hace pensar en almas alegres y soñar con corazones abiertos.

El hogar de María es un lugar donde uno siempre recupera la esperanza cuando, ésta, se pierde y languidece por las calles del mundo.

María siempre será  tierra, fértil y puesta a punto, donde no queda sin fruto la oración con fe sembrada.

Adornar su imagen en este mes de mayo con un “geranio” es comprometernos a ser fuente de consuelo y de acogida en un mundo que es regido por el compás del individualismo y del “sálvese quien pueda”.

Que esta ofrenda a María nos haga ser con-suelo. Que seamos base y colchón de situaciones en las que muchas personas viven desesperadamente y sin un rincón donde descansar. Que el Espíritu Santo acentúe en nosotros el DON DE PIEDAD.
 
J.Leoz
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...