31 ene. 2013

¿Quieres ser bienvenido en todas partes? Sigue estos consejos.


Si te interesas sinceramente en la gente con quien mantienes contacto, siempre serás bienvenido. Puedes conseguir mejores relaciones y más duraderas con los demás interesándote por ellos, que preocupándote que la gente se interese por ti. Esto te va a requerir esfuerzo y energía.

Sonríe. Es una forma simple de causar una buena impresión. Las acciones dicen más que las palabras. Una sonrisa transmite el mensaje: “me agradas, estoy feliz de verte”. Es muy difícil tener éxito en algo, a menos que te diviertas con lo que haces.


Estarás cansado de oírlo pero si tú no lo haces, te puede hacer pasar situaciones muy embarazosas. El sonido más importante para una persona es el de su propio nombre.  El truco es desarrollar tu propio sistema para recordar nombres: puedes escribir el nombre de la persona tan pronto como lo escucha, repetirlo mentalmente varias veces, hacer que te lo repita, etc. Lo importante es que tengas un sistema, y que lo utilices.

Ser un buen oyente es la forma fácil de convertirse en un buen conversador. Si sabes escuchar de forma activa, animando a las personas a que te hablen de ellas, pensarán que eres es el mejor conversador que jamás hayan conocido.  Si ofreces esta posibilidad, siempre querrán tenerte cerca. Para ello debes mostrar interés sincero por los demás; haz preguntas, anima a los demás a que te hablen de ellos y verás como se interesan también en ti.


Habla de lo que le interesa a los demás, es una forma de cómo hacer que la gente se interese, ya que es la forma de llegarle al corazón. Es utilizar la empatía en el lenguaje. Averigua su punto de vista de la otra persona y habla en la misma frecuencia.

Haz que la gente se sienta importante, pero sobretodo, hazlo “SINCERAMENTE”. Si haces sentir a la otra persona importante, pero repito “SNCERAMENTE”, conseguirás que ellos siempre quieran estar contigo. El poder de la apreciación sincera y honesta es asombroso.  Algo tan sencillo como utilizar pequeñas frases de amabilidad, obtienen resultados sorprendentes: “serías tan amable de…”, "te importaría si…”, “perdona si te interrumpo…”, causan una gran impresión.


Son seis sencillas reglas de “cómo agradar a los demás”, que son gratis y depende de nosotros utilizarlas o no. Ahora bien, todo lo anteriormente dicho no vale para nada si no se hace desde la HONESTIDAD y la SINCERIDAD, ya que si no nos encontraríamos en una relación en la que “yo gano, tú pierdes”, y esto tiene un nombre MANIPULACIÓN.

Para Ana y María del Valle:

Estampa Oración San Juan Bosco: 31 de Enero

30 ene. 2013

Oración del estudiante ante un examen de Santo Tomás de Aquino

 

Oh inefable Creador nuestro,

altísimo principio y fuente verdadera de luz y sabiduría,

dígnate infundir el rayo de tu claridad

sobre las tinieblas de mi inteligencia,

removiendo la doble oscuridad con la que nací:

la del pecado y la ignorancia!

.

¡Tú, que haces elocuentes las lenguas de los pequeños,

instruye la mía, e infunde en mis labios la gracia de tu bendición!

.

Dame agudeza para entender,

capacidad para retener,

método y facilidad para atender,

sutileza para interpretar

y gracia abundante para hablar.

.

Dame acierto al empezar,

dirección al progresar

y perfección al acabar.

.

¡Oh Señor! Dios y hombre verdadero,

que vives y reinas por los siglos de los siglos.

.

Amén

Este Domingo día 3 de Febrero comienzan los 7 Domingos de San José

Una costumbre cristiana comienza este domingo, hasta el día de S. José, son los 7 domingos de San José; en los que se recuerdan los dolores y gozos en la vida de San José.

 
  
DOMINGOS DE SAN JOSÉ
LETANÍAS
GOZOS DEL GLORIOSO PATRIARCA Y ESPOSO DE MARÍA SAN JOSÉ
Pues sois santo sin igual y de Dios el más honrado: sed, José, nuestro abogado en esta vida mortal.

Antes que hubieseis nacido, ya fuisteis santificado, y ab eterno destinado para ser favorecido: nacisteis de esclarecido linaje y sangre real. Sed, José...

Vuestra vida fue tan pura que en todo sois sin segundo: después de María, el mundo no vio más santa criatura; y así fue vuestra ventura entre todos sin igual. Sed, José...

Vuestra santidad declara aquel caso soberano, cuando en vuestra santa mano floreció la seca vara; y porque nadie dudara, hizo el cielo esta señal. Sed, José...

A vista de este portento, todo el mundo os respetaba, y parabienes os daba con alegría y contento; publicando el casamiento con la Reina celestial. Sed, José…

Con júbilo recibisteis a María por esposa, Virgen pura, santa, hermosa, con la cual feliz vivisteis, y por ella conseguisteis dones y luz celestial. Sed, José..

Oficio de carpintero ejercitasteis en vida, para ganar la comida a Jesús, Dios verdadero, y a vuestra Esposa, lucero, compañera virginal. Sed, José...

Vos y Dios con tierno amor daba el uno al otro vida, Vos a El con la comida, y El a Vos con su sabor: Vos le disteis el sudor, y Él os dio vida inmortal. Sed, José...

Vos fuisteis la concha fina, en donde con entereza se conservo la pureza de aquella Perla divina, vuestra Esposa y Madre digna, la que nos sacó de mal. Sed, José…

Cuando la visteis en Cinta, fue grande vuestra tristeza; sin condenar su pureza, tratabais vuestra jornada; estorbóla la embajada de aquel Nuncio celestial. Sed, José…

No tengáis ¡oh José! espanto, el Paraninfo decía: lo que ha nacido en María, es del Espíritu Santo: vuestro consuelo fue tanto, cual pedía caso tal. Sed, José...

Vos sois el hombre primero que visteis a Dios nacido; en vuestros brazos dormido tuvisteis aquel Lucero, siendo vos el tesorero de aquel inmenso caudal. Sed, José...

Por treinta años nos guardasteis aquel Tesoro infinito en Judea, y en Egipto a donde lo retirasteis; entero nos conservasteis aquel rico mineral. Sed, José...

Cuidado, cuando perdido, os causó y gran sentimiento que se os volvió en contento del cielo restituido; de quien siempre obedecido sois con amor filial. Sed, José...

A vuestra muerte dichosa, estuvo siempre con Vos el mismo humanado Dios, con María vuestra Esposa: y para ser muy gloriosa, vino un coro angelical. Sed, José…

Con Cristo resucitasteis en cuerpo y alma glorioso, y a los cielos victorioso vuestro Rey acompañasteis, a su derecha os sentasteis haciendo coro especial. Sed, José…

Allá estáis como abogado de todos los pecadores, alcanzando mil favores al que os llama atribulado: ninguno desconsolado salió de este tribunal Sed, José…

Los avisos que leemos de Teresa nuestra madre, por abogado y por padre nos exhorta que os tomemos: el alma y cuerpo sabemos que libráis de todo mal Sed, José…

Pues sois santo sin igual y de Dios el más honrado, sed, José, nuestro abogado en esta vida mortal.

 

ORACIONES

PRIMER DOMINGO

El dolor: cuando estaba dispuesto a repudiar a su inmaculada esposa.

La alegría: cuando el Arcángel le reveló el sublime misterio de la encarnación.

Oh castísimo esposo de María, glorioso San José, ¡qué aflicción y angustia la de vuestro corazón en la perplejidad en que estabais sin saber si debíais abandonar o no a vuestra esposa sin mancilla! Pero ¡cuál no fue también vuestra alegría cuando el ángel os reveló el gran misterio de la Encarnación! Por este dolor y este gozo os pedimos consoléis nuestro corazón ahora y en nuestros últimos dolores, con la alegría de una vida justa y de una santa muerte semejante a la vuestra, asistidos de Jesús y de María. Padrenuestro, Ave y Gloria.



SEGUNDO DOMINGO

El dolor: al ver nacer el niño Jesús en la pobreza.

La alegría: al escuchar la armonía del coro de los ángeles y observar la gloria de esa noche.

Oh bienaventurado patriarca, glorioso San José, escogido para ser padre adoptivo del Hijo de Dios hecho hombre: el dolor que sentisteis viendo nacer al niño Jesús en tan gran pobreza se cambió de pronto en alegría celestial al oír el armonioso concierto de los ángeles y al contemplar las maravillas de aquella noche tan resplandeciente. Por este dolor y gozo alcanzadnos que después del camino de esta vida vayamos a escuchar las alabanzas de los ángeles y a gozar de los resplandores de la gloria celestial. Padrenuestro, Ave y Gloria.



TERCER DOMINGO

El dolor: cuando la sangre del niño Salvador fue derramada en su circuncisión.

La alegría: dada con el nombre de Jesús.

Oh ejecutor obedientísimo de las leyes divinas, glorioso San José: la sangre preciosísima que el Redentor Niño derramó en su circuncisión os traspasó el corazón; pero el nombre de Jesús que entonces se le impuso, os confortó y llenó de alegría. Por este dolor y este gozo alcanzadnos el vivir alejados de todo pecado, a fin de expirar gozosos, con el santísimo nombre de Jesús en el corazón y en los labios. Padrenuestro, Ave y Gloria.



CUARTO DOMINGO

El dolor: la profecía de Simeón, al predecir los sufrimientos de Jesús y María.

La alegría: la predicción de la salvación y gloriosa resurrección de innumerables almas.

Oh Santo fidelísimo, que tuvisteis parte en los misterios de nuestra redención, glorioso San José; aunque la profecía de Simeón acerca de los sufrimientos que debían pasar Jesús y María os causó dolor mortal, sin embargo os llenó también de alegría, anunciándoos al mismo tiempo la salvación y resurrección gloriosa que de ahí se seguiría para un gran número de almas. Por este dolor y por este gozo conseguidnos ser del número de los que, por los méritos de Jesús y la intercesión de la bienaventurada Virgen María, han de resucitar gloriosamente. Padrenuestro, Ave y Gloria.

 


QUINTO DOMINGO

El dolor: en su afán de educar y servir al Hijo del Altísimo, especialmente en el viaje a Egipto.

La alegría: al tener siempre con él a Dios mismo, y viendo la caída de los ídolos de Egipto.

Oh custodio vigilante, familiar íntimo del Hijo de Dios hecho hombre, glorioso San José, ¡cuánto sufristeis teniendo que alimentar y servir al Hijo del Altísimo, particularmente en vuestra huida a Egipto!, pero cuán grande fue también vuestra alegría teniendo siempre con Vos al mismo Dios y viendo derribados los ídolos de Egipto. Por este dolor y este gozo, alcanzadnos alejar para siempre de nosotros al tirano infernal, sobre todo huyendo de las ocasiones peligrosas, y derribar de nuestro corazón todo ídolo de afecto terreno, para que, ocupados en servir a Jesús y María, vivamos tan sólo para ellos y muramos gozosos en su amor. Padrenuestro, Ave y Gloria.



SEXTO DOMINGO

El dolor: a regresar a su Nazaret por el miedo a Arquelao.

La alegría: al regresar con Jesús de Egipto a Nazaret y la confianza establecida por el Ángel.

Oh ángel de la tierra, glorioso San José, que pudisteis . admirar al Rey de los cielos, sometido a vuestros más mínimos mandatos; aunque la alegría al traerle de Egipto se turbó por temor a Arquelao, sin embargo, tranquilizado luego por el ángel, vivisteis dichoso en Nazaret con Jesús y María. Por este dolor y este gozo, alcanzadnos la gracia de desterrar de nuestro corazón todo temor nocivo, poseer la paz de conciencia, vivir seguros con Jesús y María y morir también asistidos por ellos. Padrenuestro, Ave y Gloria.

 


SÉPTIMO DOMINGO
El dolor: cuando sin culpa pierde a Jesús, y lo busca con angustia por tres días.

La alegría: al encontrarlo en medio de los doctores en el Templo.

Oh modelo de toda santidad, glorioso San José, que habiendo perdido sin culpa vuestra al Niño Jesús, le buscasteis durante tres días con profundo dolor, hasta que, lleno de gozo, le hallasteis en el templo, en medio de los doctores. Por este dolor y este gozo, os suplicamos con palabras salidas del corazón, intercedáis en nuestro favor para que jamás nos suceda perder a Jesús por algún pecado grave. Mas, si por desgracia le perdiéramos, haced que le busquemos con tal dolor que no hallemos sosiego hasta encontrarle benigno sobre todo en nuestra muerte, a fin de ir a gozarle en el cielo y cantar eternamente con Vos sus divinas misericordias. Padrenuestro, Ave y Gloria.

¡Muchas gracias, Consuelo! Para ti:

29 ene. 2013

Decálogo para vivir con salud

* No te lamentes de las oportunidades perdidas. Mientras lo haces, quizás esté pasando el último tren por delante de tu casa, tal vez está amaneciendo de nuevo, acaso alguien esté llamando a tu puerta.
* No sigas castigándote por los errores cometidos. Es como repetir siempre la misma asignatura. De este modo, nunca aprenderás la lección del amor que Dios te regala cada día, ni el arte de conjugar la vida. El pasado pasó. ¡Desahoga en Él tus afanes!

* Vive agradecidamente el presente: es tu tiempo y tu tarea. De lo contrario, tu futuro puede convertirse en una vana ficción.
* En la adversidad y en la debilidad haz también memoria: reaviva energías que ya usaste, despierta recursos qué conoces, desempolva entusiasmos que ya gozaste. Saborearás de nuevo la vida.
* No uses de tu pasado como pretexto compensatorio, como arma arrojadiza contra alguien, como acumulador de resentimientos: terminará por ser más fuerte que tú.

* La nostalgia es actitud de necios. Lo mejor, lo más interesante, lo nuevo (incluso cuando la soledad parece cegarte) es tu presente: acógelo, sácale partida.
* Si ya no tienes objetivos, ilusiones y esperanza aterrizarás forzosa y peligrosamente en el pasado. Deja, por tanto, que por algún resquicio de tu alma o de tus ventanas, entre un poco de aire que mantenga vivo el rescoldo.
* Mira siempre agradecido a tu pasado. No te faltan motivos para ello. Descubrirás que, a pesar de todo, ha valido la pena haber sido escogido desde la eternidad de Dios para la aventura maravillosa de la vida.
* Vive cada día como una nueva oportunidad. En el pórtico de la Vida que te ha sido prometida, ya puedes decir (con modestia, claro): Confieso que he vivido.
* "Haz memoria de Jesucristo, resucitado de entre los muertos". La fe de los cristianos tiene su origen en la historia de Aquél que "pasó entre nosotros haciendo el bien. Pero no pasó. Sigue vivo. Ser y hacer memoria de Él es apuntarse a la mejor conjugación: He vivido, vivo y... viviré.
* RECUERDA la frase de San Agustín: "Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.


Para usted esta flor, semejante a lo que usted siembra en nosotros desde su blog, enseñándonos la forma de alimentarnos del Amor que Jesús nos brinda para florecer:

Recomiendo entréis en su blog, el de nuestra vecina parroquia de Baiona:



28 ene. 2013

Si tienes sed...


Cuentan que una vez un hombre viajaba por el océano y su barco se hundió, quedó a la deriva por varios días antes de que milagrosamente fuera encontrado por un bote pesquero. Al recuperarse de su pésima condición, contó el peor error que había cometido.

 Al sentir una sed desesperante, bebía agua salada, y por la sal contenida en la misma, lejos de saciarse, sentía más sed e introducía sal y arena a su cuerpo que lo deshidrataba más.

 Muchas veces cuando sentimos sed de amor, cariño, comprensión, verdad o atención, la buscamos en cosas que lejos de saciarnos, nos dejan peor que antes. Así, el solitario se refugia en otro más solitario; el falto de amor lo busca en los placeres y la vida desenfrenada; el incomprendido se refugia en vicios y mal carácter para llamar la atención.

 Es hora ya de que dejes de llenar tu cuerpo de agua salada. Jesús dijo:

“Mas el que bebiere del agua que yo le daré,
no tendrá sed jamás;
sino que el agua que yo le daré
será en él una fuente de agua
que salte para vida eterna”.
Juan 4:14 .

Así que no busques más saciar tu sed, cualquiera que sea, en las cosas de este mundo. El único que puede saciarte es tu amigo y creador Jesús. Haz la prueba, no cuesta nada ¡¡¡y lo ganas todo!!!

Arturo Quirós


Jesús les dijo:

"Yo soy el pan de vida;
el que a mí viene, nunca tendrá hambre;
y el que en mí cree,
no tendrá sed jamás".
Juan 6:35

Gracias D. Javier por enviarnos esta reflexión. Aprovecho para felicitarlo por su blog:

27 ene. 2013

Recursos Catequesis Presentación de Jesús en el Templo: 2 de Febrero

Colorea la Presentación de Jesús en el Templo:







Sopa de Letras Presentación de Jesús en el Templo:

Completa el Cántico de Simeón:



Escribe los nombres de las personas que intervienen en la Presentación de Jesús en el Templo:




Cómo convertirse en mejor persona. Estrategias para el cambio.

 
La vida es un continuo ejercicio de superación. Todos queremos alcanzar la máxima felicidad posible, y sabemos que esta pasa por lograr ser mejores personas, pero solemos fallar al enfocar nuestras decisiones vitales.
 
En general, las personas no actúan de forma injusta –o directamente mala– con sus congéneres de forma consciente: lo hacen porque creen que están haciendo lo correcto, aunque no lo sea, o porque no han valorado las consecuencias que sus decisiones tienen sobre otras personas.
 
Muchas veces estamos tan enfrascados en lograr el éxito (a todos los niveles), que nos olvidamos de mejorar la forma en que tratamos a los demás, y a nosotros mismos.
 
Nunca seremos felices si no logramos antes ser mejores personas y la bondad, como todo en esta vida, se puede educar y entrenar. Esto son cinco aspectos que debes tener en cuenta para ser una mejor persona y alcanzar la verdadera felicidad.
 

1. Trabaja la gratitud y el altruismo

Dice el refrán que “es de bien nacidos ser agradecido”, lo que no dice es que, además de ser positiva para los que nos rodean, la gratitud es una herramienta poderosa para sentirnos bien con nosotros mismos y así mismo el aspecto de nuestro carácter
más fuertemente asociado a la satisfacción vital. La gratitud nos puede ayudar a superar los traumas y el estrés, aumenta nuestra autoestima y nos ayuda a disolver las emociones negativas.

La mayor expresión de gratitud es el altruismo: hacer el bien sin esperar nada a cambio. Numerosos estudios han demostrado que la solidaridad está directamente relacionada con el bienestar, la salud, y la longevidad. Los actos de bondad hacen que nos sintamos bien con nosotros mismos y las emociones positivas que generamos hacen que tengamos una mayor capacidad de recuperación psicológica y física. Por ello,
el voluntariado es una de las actividades más saludables que pueden realizar las personas mayores.


2. Mantén en buen estado tus redes sociales

No nos referimos a estar todo el día en Facebook, sino a mantener la conexión con nuestros amigos, familiares, vecinos y compañeros de trabajo.
 
Los buenos amigos deben cuidarse para no perderse y es de sobra conocida la capacidad que tiene la amistad para generar felicidad en nuestro entorno.
 
Las tasas de depresión llevan creciendo de forma sostenida desde hace 50 años y una de sus principales causas es la soledad. Puedes creer que solo necesitas a tu pareja, tus padres y algún que otro amigo para ser feliz, pero lo cierto es que el egoísmo y la desidia en cuestiones de amistad se paga caro. No en vano, haber descuidado nuestras amistades perdiendo el contacto con estas,
es uno de los aspectos que más lamentamos en nuestro lecho de muerte.

3. Sé optimista

Las personas pesimistas no son peores personas, pero de forma casi inconsciente tienden a generar un entorno desmotivador que no es beneficioso ni para ellos mismos, ni para la gente que les rodea.
 
Si queremos mejorar como personas, y ser más felices, debemos pues trabajar nuestra actitud frente a la vida, algo muy estudiado en los últimos años por la psicología positiva. Tal como promulga esta corriente de la psicología, la felicidad no es algo que se pueda alcanzar: no es una meta,
es un estado que debe entrenarse todos los días.
 
En el fondo, todo lo que nos rodea puede tener una lectura negativa, máxime en estos días en los que el pesimismo es abrumador. Si no buscamos una lectura optimista de las cosas la infelicidad será una constante y contagiaremos esta a nuestros seres más queridos.

El optimismo se puede trabajar siguiendo tres prácticos consejos. Trata de concentrar tu tiempo y energía en cosas sobre las que tengas el control, si los acontecimientos te desbordan pide ayuda o cambia de estrategia, pero no te estanques: el perfeccionismo es una gran fuente de pesimismo.
 
En segundo lugar, si tienes que enfrentar una situación complicada o directamente fatídica (como la muerte de un ser querido), piensa que vendrán tiempos mejores, y transmite esperanza a los tuyos.
 
Por último, haz un esfuerzo por distinguir las distintas facetas de la vida. Trata de que las desavenencias que, por ejemplo, puedan surgir en el trabajo no te afecten en tu día a día familiar, y viceversa. Esto es importantísimo si quieres cuidar a la gente que te rodea, ya sea tu familia, tus amigos, o tus compañeros de trabajo, que no tienen por qué aguantar a alguien de mal humor por asuntos que están fuera de su alcance y que, en el fondo, no les atañen.
 
 

4. Dale menos importancia a los aspectos materiales

La psicología ha demostrado en multitud de ocasiones que el dinero no da la felicidad y, aunque la expresión se ha convertido en un lugar común poco convincente, los datos demuestran que, pasado un punto, el bienestar material no guarda relación con nuestra felicidad. Si ponemos nuestra ilusión en manos de aspectos materiales lo más probable es que labremos una infelicidad crónica, pues nunca tendremos suficientes cosas.

Uno de los aspectos más estudiados por la filosofía, la religión y, hoy en día, por la psicología positiva, es lo que conocemos como “el sentido de la vida”. ¿Qué queremos lograr a nuestro paso por ésta? ¿Cuáles son nuestras metas?
 
La caída de las grandes ideologías y el declive de las religiones han provocado una ausencia de sentido vital que en las sociedades occidentales es casi patológica. Debemos plantearnos a diario qué queremos lograr en nuestra vida y, a buen seguro, nos daremos cuenta de que los aspectos materiales no tienen ninguna importancia en el sentido último de esta. Las personas felices tienen unos valores que mantener y unos objetivos por los que les merece la pena trabajar.
 
 

5. Haz lo que amas

No importa el dinero que ganes: nunca serás feliz si dedicas tu tiempo a hacer algo que no te gusta. Está claro que no todo el mundo tiene la suerte de trabajar en aquello que le resulta más atractivo, pero todos podemos cambiar a mejor. Para ello debemos trabajar la autoeficacia: la confianza y convicción de que es posible alcanzar los resultados esperados para cada meta propuesta. Evidentemente, no vamos a lograr todo lo que nos proponemos, pero
el problema para muchas personas es que ni siquiera se plantean cambiar, por miedo a enfrentarse a las dificultades que puedan surgir, y acaban generando problemas inexistentes.

Este consejo no se debe aplicar sólo a nuestro trabajo. Quizás, tal como están las cosas, es poco realista encontrar un puesto más interesante que el que tenemos (aunque
sí podemos realizar nuestra labor de una manera que nos resulte más satisfactoria), pero podemos hacer lo que realmente nos gusta en nuestro tiempo libre. Según un estudio japonés realizado entre jubilados, la tasa de mortalidad es significativamente menor en aquellas personas que practican una afición concreta.
 
La ecuación es sencilla: si nos llena lo que hacemos, seremos más felices, y esta felicidad se contagiará a nuestro entorno. Es muy fácil distinguir a una persona que está haciendo lo que le gusta: irradia felicidad y contagia optimismo.


¡Gracias Ana y María del Valle por enviarnos
estas estrategias que nos harán mucho bien!

Para vosotras:

Frases Célebres para el Día de la Vida - No al aborto.

El seno materno es hoy el lugar de más riesgo
para la vida del hombre, más que el sida, más que la carretera,
más que los ataques al corazón,
cuando debería ser el lugar de más protección para la vida del hombre,
porque Dios cuenta con el amor de madre para defendernos.
D. Francisco Javier Olivares Chao

Ante la norma moral que prohibe la eliminación
directa de un ser humano inocente
`no hay privilegios ni excepciones para nadie.
Juan Pablo II

Cada niño, al nacer, nos trae el mensaje
de que Dios no ha perdido todavía la esperanza en los hombres.
Rabindranath Tagore

Creo que si los países ricos permiten el aborto,
son los más pobres y necesitan que recemos por ellos
porque han legalizado el homicidio.
Beata Madre Teresa de Calcuta



Cuando el gobierno ve a un ecologista
jugarse la vida por un huevo de halcón,
ve en él un héroe, y cuando ve a un pro-vida
en la puerta de una clínica abortista,
ve en él a un fanático.
Jesús Poveda

"Dios, Señor de la vida, ha confiado a los hombres
la insigne misión de proteger la vida,
que se ha de llevar a cabo de un modo digno del hombre.
Por ello, la vida ya concebida ha de ser salvaguardada
con extremados cuidados;
el aborto y el infanticidio son crímenes abominables".
Concilio Vaticano II

El aborto daña a Dios,
porque Él nos ha creado según su imagen y semejanza.
Pensamiento Provida


El aborto daña al niño asesinándole,
quitándole la vida.
Pensamiento Provida

El aborto empobrece a la gente desde el punto de vista espiritual;
es la peor pobreza y la más difícil de superar.
Beata Madre Teresa de Calcuta

El aborto es el acto más diabólico
que puede cometer el hombre.
No entiendo el aborto.
Beata Madre Teresa de Calcuta


El aborto es un “crimen abominable”
que viola el derecho fundamental
a la vida del ya engendrado y no nacido,
y configura un grave desorden moral
que involucra a quienes a ciencia y conciencia
intervienen en este hecho.
Conferencia Episcopal Colombiana

El aborto es un "crimen horrendo",
como lo calificó el Concilio Vaticano II,
porque consiste en quitar la vida a una criatura inocente,
que no ha cometido ningún delito.
Conferencia Episcopal Peruana

El aborto es un homicidio en el vientre de la madre.
Una criatura es un regalo de Dios.
Si no quieren a los niños, dénmelos a mí.
Beata Madre Teresa de Calcuta


El aborto mata la paz del mundo...
Es el peor enemigo de la paz,
porque si una madre es capaz de destruir a su propio hijo,
¿qué me impide matarte?
¿Qué te impide matarme?
Ya no queda ningún impedimento.
Beata Madre Teresa de Calcuta

El aborto no es asunto de vida privada
porque conlleva intereses y derechos de otros.
Conferencia Episcopal Colombiana

"El aborto no es sólo matar el fruto inmaduro del vientre,
sino toda acción que de cualquier modo
y en cualquier momento conduzca a su muerte.
El castigo afecta a todos los que intervienen en el aborto
y no sólo a la madre que mata o hace matar a su hijo" .
Conferencia Episcopal Peruana


El aborto no es una cuestión meramente de creencias
sino que se trata de un derramamiento de sangre;
no es simplemente sobre puntos de vista sino sobre víctimas.
Padre Frank Pavone 

El aborto provocado tiene por objeto la destrucción del hijo
en desarrollo en el seno materno
o su expulsión prematura para que muera.
Vida Ourense

El aborto va en contra del mandamiento del amor.
Beata Madre Teresa de Calcuta

El Estado no tiene autoridad ninguna para decidir
que sea permisible suprimir la vida de un ser humano inocente.
Conferencia Episcopal Española


El niño por nacer es un ser humano a partir de la concepción,
y que su vida debe ser respetada.
Esa vida fue redimida por Cristo,
esa vida es un regalo de Dios.
Karl Barth

El ser humano debe ser respetado
y tratado como persona desde el instante de su concepción y,
por eso, a partir de ese mismo momento se le deben
reconocer los derechos de la persona,
principalmente el derecho inviolable
de todo ser humano inocente a la vida.
Catecismo de la Iglesia Católica

Jesús dijo: "El que recibe a un niño como éste en mi nombre,
a mí me recibe."
Al adoptar un niño, esas parejas reciben a Jesús;
por el contrario, al abortar, rechazan a Jesús.
Beata Madre Teresa de Calcuta

Muchos se manifiestan preocupadísimos por los niños de la India
o por los de África, donde tantos mueren,
sea por desnutrición, hambre o lo que fuera.
Pero hay millones deliberadamente eliminados por el aborto.
Beata Madre Teresa de Calcuta


La aceptación legal del asesinato voluntario
de un miembro de la sociedad por parte de otro miembro,
comprometería desde la raíz uno de los principios
fundamentales de la convivencia civil.
Academia Pontificia para la Vida 

La destrucción de la vida humana
es contraria a la vida cristiana.
Joseph Felding Smith (Teólogo protestante)

La destrucción del embrión en el útero materno
es una violación al derecho a la vida que Dios le ha dado al nonato...
y esto no es mas que un asesinato.
Dietrich Bonhoeffer (Escritor ecumenico)

La ley judía considera el aborto como
"la matanza de una vida humana".
Rabino David B. Hollander 


"La vida humana debe ser respetada y protegida
de manera absoluta desde el momento de la concepción.
Desde el primer momento de su existencia,
el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona,
entre los cuales está el derecho inviolable
de todo ser inocente a la vida".
Congregación de la Doctrina de la Fe

La vida no pertenece al hombre.
Le sobrepasa porque ha sido recibida de Dios.
Es sagrada. Ningún hombre puede disponer de ella a su antojo.
Pablo VI, en la Humanae vitae

“Las leyes que legitiman la eliminación directa
de seres humanos inocentes están en contradicción total
e inconciliable con el derecho inviolable a la vida... "
SS. Juan Pablo II, Evangelium Vitae, 72

Libertad de creencias nunca debe ser interpretada
como libertad para destruir a otros.
Padre Frank Pavone 

Los legítimos derechos de la mujer sobre su propio cuerpo
terminan donde comienzan los derechos del niño
concebido en su vientre.
Conferencia Episcopal Colombiana

Me parece tan claro como el día
que el aborto es un crimen.
Mohandas Karamchand Gandhi

No hay nada en el protestantismo
que apruebe o justifique el aborto...
el aborto es asesinato deliberado y a sangre fría.
Dr. John Todd, DD (Teólogo protestante)

No puede haber auténtica paz sin respeto de la vida,
especialmente si es inocente e indefensa,
como es la de los niños que todavía no han nacido.
S.S. Juan Pablo II


No se libran de responsabilidad los que han `legitimado'
la votación de la ley del aborto,
cualquiera que haya sido el sentido de su voto.
Pensamiento Provida

Para mí, ser progresista es luchar por una legislación
que prohiba el aborto.
Mons. Yanes

Por el aborto estamos convirtiendo en unos asesinos
al matar a nuestro propio hijo que no tiene la culpa
de venir a crearse o darse a conocer como un feto.
Pensamiento Provida

Por favor no matéis a los niños, yo los quiero.
Con mucho gusto acepto todos los niños
que morirían a causa del aborto.
Beata Madre Teresa de Calcuta


«Respecto del grave pecado del aborto o la eutanasia,
cuando la cooperación formal de una persona es manifiesta
(entendida, en el caso de un político católico, como hacer campaña y votar sistemáticamente por leyes permisivas de aborto y eutanasia),
su párroco debería reunirse con él,
instruirlo respecto de las enseñanzas de la Iglesia,
informándole que no debe presentarse a la Sagrada Comunión
hasta que termine con la situación objetiva de pecado,
y advirtiéndole que de otra manera se le negará la Eucaristía».
Benedicto XVI. Carta a los Obispos de EEUU. Julio de 2004. 


Toda vida es la vida de Dios que se hace presente entre nosotros,
aún en un niño que todavía no ha nacido.
Nadie tiene derecho a levantar su mano para segarla.
Beata Madre Teresa de Calcuta

Una persona tiene el derecho de creer que el ser humano no tiene alma,
sin embargo, no es permitido que ejecute esa creencia
asesinando a otra persona.
Padre Frank Pavone 

Yo imagino que el grito de esos pobrecitos
que son asesinados antes de nacer
debe llegar hasta Dios.
Beata Madre Teresa de Calcuta


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...