31 oct. 2012

Oración dedicada a Todos los Santos del Padre Javier Léoz


Dichosos…Vosotros

Porque, sin meter ruido, fuisteis escuchados por Dios.
Porque, sin ser reconocidos, Dios os ha galardonado.
Porque, sin pretender riquezas, el Señor fue vuestro gran tesoro.
Porque, sin ser comprendidos, comprendisteis que Dios era la última Palabra.
Dichosos…Vosotros
Que gozáis lo que, nosotros, quisiéramos festejar.
Que saltáis de alegría al lado del Creador.
Que destelláis en alegría desbordante y celeste.
Que gustáis lo que, tantas veces, vivisteis con sencillez y obediencia.
 
 
Dichosos…Vosotros
Que no buscasteis la paz que el mundo pretendía sino la justicia de Dios.
Que no os acobardasteis ante las dificultades.
Que no confundisteis paz con tranquilidad de conciencia.
Que no os dejasteis vencer por el poderoso caballero don dinero.
 
 
Dichosos…Vosotros
Que, siendo perseguidos, supisteis ver en ello un soplo hacia el cielo.
Que, siendo humillados, intuisteis que Dios os engrandecía.
Que, siendo apartados de mil caminos, no os alejasteis del verdadero.
Que no sucumbisteis a falsos ideales que el mundo os ofreció.
 
Dichosos…Vosotros
Que sonreís a carcajada limpia en el cielo.
Que cantáis la gloria de un Dios que os dice ¡bienaventurados!
Que rezáis por los que, aquí y ahora, intentamos ser bienaventurados.
Que ofrecéis a Dios, vuestra felicidad, por los que no la poseemos.
 
Dichosos…Vosotros
Porque, después de cumplir al dedillo, el plan de Dios.
Tenéis, bien merecida, esa santidad que hoy el Señor,
la Iglesia, los cristianos y todos los hombres de buena voluntad.
Reconocen en vuestra virtud heroica, constante y sin tregua.
 
¡Dichosos…y felices vosotros!
P. Javier Leoz

28 oct. 2012

Oraciones a San Simón Apóstol: 28 de Octubre



Más que un Anillo de Compromiso


Un muchacho entró con paso firme a la joyería y pidió que le mostraran el mejor anillo de compromiso que tuvieran. El joyero le mostró una hermosa piedra solitaria que brillaba como un pequeño sol resplandeciente. El muchacho contempló el anillo, preguntó el precio y con una sonrisa se dispuso a pagarlo.


¿Se va usted a casar pronto? - Preguntó el joyero.

¡No! - respondió el muchacho - Ni siquiera tengo novia.


Es para mi mamá - dijo el muchacho. Cuando yo iba a nacer estuvo sola; alguien le aconsejó que me matara antes de que naciera, así se evitaría problemas. Pero ella se negó y me regaló la vida que hoy puedo disfrutar. Fue padre y madre. Amiga, hermana y maestra. Me hizo ser lo que soy. Ahora que puedo le compro este anillo de compromiso. Ella nunca tuvo uno. Yo se lo doy como promesa de que si ella hizo todo por mí, ahora yo haré todo por ella.



El joyero, sorprendido, no dijo nada. Solamente ordenó a su cajera que hiciera al muchacho el descuento especial que sólo se hace a los clientes importantes.



Reflexión: 

Tenemos casas más grandes,
pero familias más chicas.


Tenemos más compromisos,
pero menos tiempo.


Tenemos más medicinas,
pero menos salud.


Hemos multiplicado nuestras fortunas,
pero interiormente estamos vacíos.


Hablamos mucho, amamos poco
y odiamos demasiado.


Hemos llegado a la luna y regresamos,
pero tenemos problemas para cruzar la calle y conocer a nuestro vecino.


Hemos conquistado el espacio exterior
pero no el interior.


Tenemos mayores ingresos,
pero menos moral y felicidad.


Éstos son tiempos con más libertad,
pero menos alegría.


Con más comida,
pero menos nutrición.


Son días en los que llegan dos sueldos a casa,
pero aumentan los divorcios.


Son tiempos de casas más lindas,
pero más hogares rotos.



Por eso, siéntate en la terraza
y admira la vista sin fijarte en las malas hierbas;
pasa más tiempo con tu familia
y con tus amigos en el campo, en la playa;
come tu comida preferida;
visita los sitios que te gustan.


La vida es una sucesión de momentos
para disfrutar, no es sólo para sobrevivir.

Escribamos aquella carta
que pensábamos escribir.



Digamos hoy a nuestros familiares
y amigos cuánto los queremos.


No retrases nada que agregue alegría
y felicidad a tu vida.


Cada día, hora y minuto
pueden ser especiales.

Angeles (100)
 

www.reflexionesparaelalma.net

26 oct. 2012

Método para aprobar el examen de la vida


Es imposible tratar de agradar a todo el mundo siempre. Cualquier persona que lleva una vida pública sabe que la gente es inconstante. Una persona puede ser sumamente popular un día y al día siguiente, pasar inadvertida.

En el siguiente poema se describe una mejor manera de vivir:

Existe un solo método para aprobar el examen de la vida:

Sigue luchando y espera lo mejor;
no abandones el barco y deja
de lado el abatimiento,
aunque recibas golpes en vez de flores.
Este mundo sería tedioso
Si todos cargáramos con las penas,
si todos conserváramos esa visión.
Así que termina tu tarea,
haz gala de lo mejor
de tus habilidades,
Puede ser que a algunos no les guste,
pero a otros sí.
(Anónimo)

Una canción popular de hace veinte años parecía referirse a lo mismo cuando decía: No puedes agradar a todo el mundo, agrádate a ti mismo. Sin embargo, el cristiano debe apuntar más alto:

No intentes agradar a nadie
más que al Señor.
Sigue sus pisadas,
guarda sus mandamientos
y esfuérzate al máximo
por cumplir su divina voluntad
en cuanto a tu vida.
Al final, agradar a Dios
es lo único que importa.

No conozco la clave del éxito, pero la llave del fracaso es tratar de agradar a todos.

Ana y María del Valle: ¡Gracias!

Dedicatorias a la Virgen María




















25 oct. 2012

Estampas Oraciones para catequesis















¿Queréis estar muy guapos o muy guapas? Trucos para alcanzar la belleza.


1. El LIMPIADOR de tu alma es el PERDÓN.
Debes usarlo todo el tiempo, apenas veas una impureza aplícalo.
No te acuestes nunca sin haber pedido perdón y sin haber perdonado.
El resultado será: que en paz te acostarás y así mismo dormirás y tu sueño te sustentará.
2. La Hidratante de tu alma es la ORACIÓN.
Si no hidratas la piel de tu cara se marchita.
Así, si no oras, tu alma se reseca. Pero a medida que confías en Dios, el afán y la ansiedad desaparecen, y aprendes a reposar y esperar en el Señor.

3. La Tonificante de tu alma es la ALABANZA.
Cuando alabas a Dios y vuelves a Él tus pensamientos, cuando te olvidas de ti misma sin egoísmo en tu corazón, quedas libre para que Dios ponga en ti Su gozo.



4. La Nutritiva de tu alma es la PALABRA.
Así como en lo físico no puedes vivir sin alimento, tu alma necesita el alimento de la Palabra de Dios.
Cuando te alimentas con la Palabra de Dios, la debilidad y la confusión desaparecen.
Serás como árbol plantado junto a corriente de aguas.
 
 
5. El protector de tu alma es la CORAZA DE LA FE.
Con la fe te protegerás de las inclemencias de la vida, mirarás por encima de las circunstancias y pasarás victoriosa en medio de las pruebas.

A través de ti Dios moverá montañas y alcanzará naciones.
Si usas a diario estos productos de belleza, tu alma se mantendrá limpia y tu corazón será puro.

Te saciarás de bien de modo que te rejuvenezcas como el águila.
La verdadera belleza viene de adentro, de un corazón apacible, lleno de amor, ternura, y comprensión y compasión.
 
María del Valle y Ana nos han enviado estos trucos para que los apliquemos y podamos lucir muy brillantes en nuestra vida. Para ellas, esta flor colmada de nuestra gratitud:

24 oct. 2012

Padre Nuestro del Catequista



Padre Nuestro


Padre, Padre Dios.
Padre
Nuestro,
de todos.
No te decimos cada uno por su cuenta, "Padre Mío" expresión de uso exclusivo y egoísta.

Te decimos Padre Nuestro porque nos reconocemos hermanos de todos los hombres e hijos privilegiados tuyos.
Un Dios que eligió amarnos y darnos la vida por amor.

Un Dios que quiso crearnos hijos. Ni súbditos, ni esclavos: Hijos.

Por eso, te decimos: "Padre", Te decimos "Nuestro" y nos comprometemos a presentarte así ante nuestros hermanos; Que nuestra actividad catequética siempre ayude a mostrarte como Padre. A contar tus maravillas y a transmitir Tu Amor, a los que no saben de Él.




Que estás en el cielo

Reconocemos que son lo más grande que hay; Que estás en el cielo.
Pero no un "cielo" lejano; un "cielo" que es Reino tuyo que ha sido anunciado a nosotros, tus hijos. Y que podemos empezar a vivir desde ya.





Santificado sea Tu Nombre!

Sí, que todos los hombres te conozcan y reconozcan Tu Nombre por sobre todo nombre. Que nadie hable blasfemia en nombre tuyo; que no se mate ni se robe, ni se censure, ni se discrimine en Tu Nombre, como muchos lo hacen.


Que Tu Nombre sea Santificado. Respetado, Conocido por los hombres.


Que nuestra labor como catequistas contribuya a difundir tu nombre y que podamos hacerlo con claridad y transparencia. Que nunca nos anunciemos "a nosotros mismos", buscando prestigio o ascendiente delante de los demás sino que siempre te anunciemos a Ti.


Venga a nosotros Tu Reino

Tu Reino de justicia, paz, amor y libertad. Que venga a nosotros ya.
Que seamos capaces de empezarlo a vivir en medio de los abatares cotidianos. Que nuestra catequesis sean verdadero anuncio del reino.


Que hagamos una catequesis profética, en la que el anuncio y la denuncia aporten sabiduría a nuestra comunidad. Que sepamos leer tu paso por la historia.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo

Padre Nuestro Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Te pedimos con insistencia, que se realice Tu Voluntad, en el mundo, entre nosotros, como ya se realiza en el Reino.



Que seamos capaces de darnos cuenta que Tu Voluntad es, como dice Pablo: "Que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la Verdad". Que seamos capaces de comprender que Tu Voluntad es, como dice Jesús: "Que nos amemos los unos a los otros como Él nos amó". Ayúdanos a ser claros para contar a todos ésta, la esencia de Tu Voluntad. Que nuestra catequesis permita descubrirla y sea el camino para vivirla.


 
Danos hoy nuestro pan de cada día

Te lo pedimos con toda confianza. Danos el pan como nos diste la vida, danos el alimento material y espiritual de tu mano providente.



Confiamos en Ti, aunque sabemos que debemos poner nuestro esfuerzo y nuestro trabajo para ganar ese pan. Padre, nuestra petición no es pasiva, es compromiso porque decimos con San Benito que te rezamos como si todo dependiese de Ti pero queremos hacer nuestro trabajo como si todo dependiese de nosotros. Que así sea en nuestra catequesis. Que nuestra dedicación y nuestro esmero sea como si todo dependiera de nosotros pero sin olvidar que la conversión de la persona siempre depende de Ti.




Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden


Y también perdona esta audacia de pedirte que nos perdones de la misma manera que nosotros perdonamos, mejor, enséñanos a perdonar como sabemos que Tú perdonas. Enséñanos a amar como Tú nos amas.
Enséñanos a ser misericordiosos como Tú eres misericordioso.



Enséñanos a ser perfectos como Tú eres perfecto. Que nuestra catequesis sea verdadera escuela del perdón. Que aprendamos a arrepentirnos del mal que cometemos. Que aprendamos a dolernos de los males que provocamos. Que aprendamos a decir perdón por todos nuestros errores.

 


No nos dejes caer en la tentación

Sabemos que estamos rodeados de tentaciones y sabemos que no eres Tú quien nos tienta sino el mal. No te pedimos que nos esquives las tentaciones, siempre van a estar pero danos tu Espíritu para no "entrar en su juego".

Los catequistas estamos tentados por muchas cosas. Las tentaciones comunes de cualquier mortal y las tentaciones propias de nuestro ministerio catequético. Muchas veces nos creemos mejores que otros por ser catequistas o somos soberbios en nuestra fe o nos consideramos "superados" en nuestra relación contigo. Es una gran tentación, Padre. Porque, muchas veces, no sabemos aprovechar como es debido tu cercanía y tu confianza.


Líbranos del mal

No te pedimos que nos saques del medio del mundo. Te pedimos que nos libres del mal aunque tengamos que convivir con Él. El horror, el hambre, los abusos y atropellos a las personas, el egoísmo, la mentira, el error, el pecado....

El mal. Líbranos del mal.
Padre Nuestro, nos ponemos en tus manos.
Somos catequistas por obra de Tu Gracia y no por nuestros méritos.
Que seamos dignos de anunciarte y encender la llamita del fuego sagrado en el corazón de los hombres.

Necesitamos tenerte cerca para sentirnos seguros y andar por el camino de la vida teniéndote a Ti, por compañía.


Amén.


http://blogcatolicogotitasespirituales.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...