30 abr. 2012

En Mayo con Nuestra Madre María

Consuelo nos ha enviado este precioso vídeo que da respuesta a: ¿Por qué rezas el Rosario? Nos invita a que lo veamos porque tenemos muchas razones para hacerlo cada día.



29 abr. 2012

Meditemos el Avemaría


Dios te Salve
Te saludo con todo mi amor
y con toda la alegría de mi corazón.

María
Me encanta pronunciar tu nombre.
Tu nombre ha poblado de bellas iglesias
las ciudades y las montañas.
Lo pronuncian con grandísimo amor y ternura.
María bendita, míranos con tus ojos de cristal,
con tus ojos purísimos de paloma,
y llénanos de tu perfumada presencia,
de tu ternura inmensa, de tu fe y de tu amor.

Llena eres de gracia
Cántaro que rebosa de la gracia, de la vida de Dios,
de su amor inefable, de su santidad.
Más santa y pura que todos los santos,
más que los querubines y serafines.
Por eso la belleza de tu alma y de tu rostro
son el encanto de tu Dios.

El Señor es contigo
Desde que naciste Dios ha estado contigo,
porque te cuidó como a su perla preciosa,
a su rosa exquisita.

Bendita Tú eres entre todas las mujeres
Tú eres la imagen perfecta, única
de la mujer que quiso crear.
Modelo de niña y mujer,
adorable modelo de madre y esposa.
La pobre casita de María rebosaba de amor,
de santidad y de felicidad.

Y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús
Bendita la flor, bendito también el fruto.
Jesús, el amado del Padre
ha nacido de Ti como la rosa del rosal.
La rosa pertenece al rosal.


Santa María  
Santa María, dulce María, eres bellísimo jardín
donde crecen las flores más bellas.
Espiga dorada pletórica de fruto,
mística rosa, perfumada y más pura
que todas las rosas del mundo.

Madre de Dios
Te amamos como Madre nuestra
y te veneramos como madre de Dios,
grandeza incomparable que te ennoblece
y nos llena de ternura infinita.

Ruega por nosotros, pecadores
Somos tus hijos pecadores
Suplícale a tu Hijo que nos otorgue
la resurrección y la vida.
 Ahora…
El día de hoy,
que lo llenemos de amor y de bondad.
Ahora líbranos de caer en la tentación.
Hoy que sepamos amar a nuestros prójimos,
Hoy que no endurezcamos el corazón,
Hoy que oigamos la voz del Espíritu Santo.
Ahora, en este presente que se transforma
constantemente en futuro.
Hoy, que el día de hoy amemos, nos santifiquemos,
Seamos instrumentos de la paz de Jesús.

Y en la hora de nuestra muerte. Amén.
En ese momento en el que se juega
nuestra salvación eterna.
Ese último día que sepamos decir
un último “Te amo en este mundo”
para repetirlo en la otra vida por siempre.
Ruega por los que en ese momento
no están preparados,
para que si no vivieron en gracia,
mueran en gracia de Dios
y no vayan al eterno dolor.

Fuente:  http://blogcatolicogotitasespirituales.blogspot.com.es/2012/04/para-meditar-las-palabras-del-ave-maria.html

¿Has pensado en las Manos de Jesús?


 Las manos de Jesús bendecían, partían el pan, incluso lo multiplicaba. ¿Alguna vez has pensado en las manos de Jesús?
Cierro los ojos y pienso en las manos de Jesús: Fuertes y vigorosas, de carpintero. Y, al mismo tiempo, tiernas, como cuando acariciaba a un niño o limpiaba una lágrima de las mejillas de la Virgen. Manos que extendían, respetuosas, los rollos de las Escrituras en la Sinagoga. Dedos que enfatizaban sus palabras o escribían sobre la arena.


Las manos de Jesús bendecían, partían el pan, incluso lo multiplicaba. Eran manos que curaban y hasta resucitaban. Podían expresar enojo con los mercaderes en el templo y ternura con los enfermos que llegaban a Él.
Las manos de Jesús enseñaban, expresaban, amaban. Con ellas difundía su misericordia y amor. Eran manos que entregaban incesantemente. Manos orantes, cuando Él subía al monte a conversar con su Padre en la madrugada.

 Es hermoso meditar en las manos de Jesús e impresionarse con ellas. Pero ¡Cómo duele pensar en ellas crispadas, heridas, perforadas! Manos en cruz y de cruz, rotas por sostener el peso del Nazareno. Manos inertes cubiertas de sangre y bañadas con los besos y lágrimas de su madre abrazándolo muerto. Manos cruzando el pecho, muertas, envueltas por un sudario en la tumba apagada e impasible de José de Arimatea.


Es fácil removerse ante las manos dolorosas de Jesús, pero ¿por qué no podemos ver con tanta claridad sus manos gloriosas? Tal vez porque nos es más familiar el dolor. Sin embargo pienso en el momento en el que Jesús venció a la muerte, cuando resucitó. ¡Qué instante! El sepulcro imprevistamente iluminado, como una explosión, y todos los ángeles venidos del cielo para ser testigos del momento anunciado desde siempre. Y las manos de Jesús, con una vida como nunca antes habían tenido, apartando el sudario. Manos con llagas, pero ¡qué hermosas y resplandecientes, y cuánto amor rebosando en las heridas! Manos vivas, que volverían a bendecir, cortar y repartir el pan y que, tal vez, harían una seña de “hasta pronto” a los apóstoles en la ascensión de Jesús al cielo. 


Frente al Santísimo Sacramento uno podría preguntarse ¿y dónde están ahora las manos de Jesús, que lo tenemos escondido en un pedacito de pan? No diré nada nuevo: observo mis manos. Estas manos pueden ser orantes, dar misericordia, ser enérgicas, sensibles, amorosas. Pueden volver a abrir las escrituras respetuosamente y escribir sobre la arena. Sí, parecen mis manos, pero Jesús quiere usarlas y son, en realidad, suyas. Observa tus manos. También pueden ser orantes, enérgicas, sensibles, amorosas y, si tú lo permitieras, podrían regalar al mundo bendiciones y misericordia. Sí, también son tuyas, pero Jesús las quiere suyas. ¡Cuántas manos podría tener Jesús hoy si se las entregáramos!
Las manos de Jesús, las tuyas (tú que lees) y las mías (yo que escribo). Nuestras manos. Las manos de Jesús.

Fuente: http://webcatolicodejavier.org/indiceref.html

El Abecedario Cristiano

Alaba a Dios en cada circunstancia de la vida.
Busca la excelencia, no la perfección.
Cuenta tus bendiciones en vez de sumar tus penas.
Devuelve todo lo que tomes prestado.
Encomienda a tres personas cada día.
Fíate de Dios de todo corazón y no confíes en tu propia inteligencia.
Gózate con los que se gozan y llora con los que lloran.
Haz nuevos amigos, pero aprecia a los que ya tienes.
Invita a Cristo a ser tu Señor y salvador.
Jamás pierdas una oportunidad de expresar amor.
Lee el evangelio y ora cada día.
Mantente alerta a las necesidades de tu prójimo.
No culpes a los demás por tus infortunios.
Olvida las ofensas y perdona así como Dios te perdona.
Promete todo lo que quieras, pero cumple todo lo que prometes.
Que se te conozca como una persona en quien se puede confiar.
Reconoce que no eres infalible y discúlpate por tus errores.
Sé la persona más amable y entusiasta que conoces.
Trata a todos como quieras que te traten.
Únete al ejército de agradecidos.
Vístete de misericordia, humildad y paciencia.
Y no te olvides de soportar a los demás como a ti te soportan.
Záfate de las garras seductoras de Satanás.
Fuente:  http://webcatolicodejavier.org/abccristiano.html

28 abr. 2012

Las vocaciones don de la Caridad de Dios


El 29 de abril de 2012, IV Domingo de Pascua, se celebra en la Iglesia la 49 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, con el tema “Las vocaciones don de la Caridad de Dios”. Con este motivo, Benedicto XVI envió un mensaje a los obispos, sacerdotes y fieles de todo el mundo que ZENIT publicó el 13 de febrero pasado.
Comienza su mensaje Benedicto XVI afirmando que “la fuente de todo don perfecto es Dios Amor”, un vínculo originario entre Dios y la humanidad, que precede a la misma creación.
Citó al apóstol san Pablo, quien afirma que Dios “nos eligió antes de la fundación del mundo para que fuésemos santos e irreprochables ante Él por el amor”. “Movido exclusivamente por su amor incondicional, Él nos 'creó de la nada' para llevarnos a la plena comunión con Él”, afirma el papa.
El pontífice añade que “toda criatura, en particular toda persona humana, es fruto de un pensamiento y de un acto de amor de Dios, amor inmenso, fiel, eterno. El descubrimiento de esta realidad es lo que cambia verdaderamente nuestra vida en lo más hondo”.
“Se trata de un amor sin reservas –subraya el papa- que nos precede, nos sostiene y nos llama durante el camino de la vida y tiene su raíz en la absoluta gratuidad de Dios”.
“En todo momento -añade-, en el origen de la llamada divina está la iniciativa del amor infinito de Dios, que se manifiesta plenamente en Jesucristo”.
Se puede leer el mensaje completo en:

27 abr. 2012

Viaje por la Catedral de Santiago

Gabriel nos ha enviado este  precioso vídeo con imágenes de la catedral de Santiago realizado por Alberto Castaño, un madrileño "enamorado" de Galicia:


Oración: Tu Humildad, Señor



 Es difícil, Señor, al seguirte cada día
no desear aquello que, Tú, me invitas a dejar.
Viniste pequeño, nos dijiste que en la pequeñez
residía la grandeza y el tesoro del amor.
Más, pasan los años y los siglos, Señor
y, los hombres, nos empeñamos en ser grandes.
Altos, para alcanzar el cielo.
Ricos, para tenerlo todo.
Fuertes, para sentirnos invencibles.
Dueños, para tener siervos.
Pero, la humildad, Señor,
nos cuesta recibirla, entenderla y comprenderla.
Preferimos la exaltación a la humillación
Los primeros puestos, a los últimos.
El aplauso, a la crítica.
El reconocimiento, al silencio.
El homenaje, a la indiferencia.
¡Cuánto cuesta, Señor, vivir tu humildad!
Vivir sin meter demasiado ruido.
Abrazar la cruz sin decir demasiadas palabras.
Hablar de Ti, aunque nos cueste un llanto.
Proclamar tu bondad, frente a otros amores.
¡Ayúdame, Señor, a descender de las cumbres!
A sentirme a gusto siendo humano,
tu amigo, tu testigo…y tu hermano.
Hazme comprender, mi humildad divina,
la que me hace tenerte como lo más magnánimo
y, la humildad humana,
la que me permite acercarme a los necesitados.
Y aunque cueste, Señor,
que sea un cristal –transparente y limpio-
a través del cual Tú entres en mi vida.
Javier Leoz

Para subir la autoestima en momentos bajos


Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo  hacer para que me valoren más?
El maestro sin mirarlo, le dijo: - ¡Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema! Quizás después... y haciendo una pausa agregó: si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este problema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.
-
¡Encantado, maestro!- titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.
- ¡Bien, asintió el maestro! Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño y dándoselo al muchacho, agregó: - Toma el caballo que está allí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Ve y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas. El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo. Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y solo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo. En el afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazó la oferta. Después de ofrecer su joya a toda persona que se cruzaba en el mercado, más de cien personas, abatido por su fracaso montó su caballo y regresó. ¡Cuánto hubiera deseado el joven tener esa moneda de oro! Podría entonces   habérsela entregado él mismo al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda. Entró en la habitación.

- Maestro -dijo- lo siento, no se puede conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera obtener dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.
- ¡Qué importante lo que dijiste, joven amigo -contestó sonriente el maestro-. Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él. Pero no importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo. El joven volvió a cabalgar.
El joyero examin
ó el anillo a la luz del candil con su lupa, lo pesó y luego le dijo:
- Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.
- ¡58 MONEDAS! -exclamó el joven.
- Sí, -replicó el joyero- yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé... si la venta es urgente...
El joven corrió emocionado a la casa del maestro a contarle lo sucedido.
- Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo- Tú eres como este anillo: Una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor? Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño.
- Todos somos como esta joya, valiosos y únicos y andamos por los mercados de la vida pretendiendo que gente inexperta nos valore.
SIEMPRE RECUERDA LO MUCHO QUE TÚ VALES, AUNQUE QUIZÁS, ALGUNAS PERSONAS A TU ALREDEDOR NO TE LO DEMUESTREN.

Fuente: http://webcatolicodejavier.org/anillomaestro.html

Reflexión: Jesús es el Buen Pastor


Cada cuarto domingo de Pascua celebramos a Cristo resucitado Buen Pastor que conoce, conduce y da la vida por sus ovejas.
CONOCE porque sabe que nuestro corazón inquieto solo descansará en Él, sabe de nuestras limitaciones y abusos de libertad, de nuestros afectos y decepciones, sufrimientos y esperanza... por eso es la RESPUESTA a las preguntas fundamentales. 

CONDUCE a los que le escuchan, reconocen su voz y a los que se dejan ayudar para crecer en fe sobrenatural, esperanza segura y amor ardiente... por eso es CAMINO que tiene meta y recompensa e invita, no obliga, sino que propone itinerarios para seguir avanzando y quedarse parados al borde del camino o extraviados por fiarse de otras voces mas acomodadas que no nos sacan del egoísmo, dureza del corazón o ceguera espiritual.

DA LA VIDA en cada Eucaristía que actualiza y conmemora su entrega voluntaria para que aprendamos a ser "cuerpos entregados" a hacer el bien, a la educación de los niños, jóvenes y adultos, a luchar por la Justicia, la Verdad, la Bondad y la Belleza como caminos para llegar a Dios y acercar a Dios a los hombres... por eso MODELO de virtudes para aprender no solo a dejar lo malo, sino también lo bueno para nosotros para hacer vida lo mejor: la voluntad de Dios.

Dejémonos conocer por Él, nos descubrirá quiénes en realidad somos para Dios.
Dejémonos conducir por Él, tendremos la experiencia de pregustar los bienes del cielo ya en la tierra.
Acojamos su vida, aceptemos su proyecto de vida y nos alimentemos de Él para calmar nuestra hambre y sed de sentido.

Como la Madre del Buen Pastor, refugio, redil y causa de nuestra alegría cantemos Magnificat anima mea, proclamemos la grandeza del Señor que obra en nosotros y por nosotros.
Jube

26 abr. 2012

Meditación de S.S. Benedicto XVI: "EL Buen Pastor"

Cuando sólo se quiere ser dueño de la vida, ésta se hace cada vez más vacía, más pobre; fácilmente se acaba por buscar la evasión en la droga, en el gran engaño. Y surge la duda de si de verdad vivir es, en definitiva, un bien. No. De este modo no encontramos la vida. Las palabras de Jesús sobre la vida en abundancia se encuentran en el discurso del buen pastor. Esas palabras se sitúan en un doble contexto. Sobre el pastor, Jesús nos dice que da su vida.

"Nadie me quita la vida; yo la doy voluntariamente". Sólo se encuentra la vida dándola; no se la encuentra tratando de apoderarse de ella. Esto es lo que debemos aprender de Cristo; y esto es lo que nos enseña el Espíritu Santo, que es puro don, que es el donarse de Dios. Cuanto más da uno su vida por los demás, por el bien mismo, tanto más abundantemente fluye el río de la vida. En segundo lugar, el Señor nos dice que la vida se tiene estando con el Pastor, que conoce el pastizal, los lugares donde manan las fuentes de la vida. Encontramos la vida en la comunión con Aquel que es la vida en persona; en la comunión con el Dios vivo, una comunión en la que nos introduce el Espíritu Santo. (Benedicto XVI, 3 de junio de 2006).

25 abr. 2012

Colorea dibujos de Fano "El Buen Pastor"


Musical "MARÍA" del grupo GEN VERDE en Vigo

Desde la Delegación de Pastoral Juvenil nos invitan a asistir a un encuentro musical:


¿Tienes ya tu localidad para ver el musical "MARÍA" del grupo GEN VERDE?
Es el martes 8 de Mayo en el Teatro García Barbón de Vigo a la 20,30 horas y si no la tienes, te recomiendo que la adquieras cuanto antes pero, ¡no te lo pierdas!

Asimismo, aprovechando la visita del grupo a Vigo, tienen programados otros actos: Misa Cantada el lunes 7 a las 20,30 horas en La Soledad, y Encuentro con Jóvenes, chicos y chicas, el miércoles 9 a las 18,00 horas en el Salón de los Encuentros Musicales de García Barbón 83.

24 abr. 2012

¿DIOS EXISTE? - REFLEXIÓN

Un hombre fue a una barbería a cortarse el pelo y recortarse la barba. Como es costumbre en estos casos, entabló una amena conversación con la persona que le atendía.


Hablaban de muchas cosas y tocaron varios temas. De pronto, hablaron de Dios. El barbero dijo:
Fíjese caballero, que yo no creo que Dios exista, como usted dice...
- Pero, ¿por qué dice usted eso? - preguntó el cliente.
- Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe, o dígame, acaso si Dios existiera, ¿habrían tantos enfermos?, ¿habría niños abandonados?. Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad. Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas.


El cliente se quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar una discusión. El barbero terminó su trabajo y el cliente salió del negocio. Recién abandonaba la barbería, observó en la calle a un hombre con la barba y el cabello largo. Al parecer, hacía mucho tiempo que no se lo cortaba y se veía muy desarreglado.

Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero:
- ¿Sabe una cosa? los barberos no existen . . .
- ¿Cómo que no existen? - preguntó el barbero - Si aquí estoy yo, y soy barbero.
- ¡No! - dijo el cliente - No existen porque si existieran no habría personas con el pelo y la barba tan larga como la de ese hombre que va por la calle.
- Ahh, los barberos sí existen, lo que pasa es que esas personas no vienen hacia mí.
- ¡Exacto! - dijo el cliente - ese es el punto, Dios sí existe, lo que pasa es que las personas no van hacia Él y no le buscan, por eso hay tanto dolor y miseria...

¿Quién es Jesús?

La Beata Madre Teresa de Calcuta definió a Jesús con estos preciosos versos:

Para mí, Jesús es,
El Verbo hecho carne.
El Pan de la vida.
La Víctima sacrificada en la cruz por nuestros pecados.
El Sacrificio ofrecido en la Santa Misa por los pecados del mundo y por los míos propios.
La Palabra, para ser dicha.
La Verdad, para ser proclamada.
El Camino, para ser recorrido.
La Luz, para ser encendida.
La Vida, para ser vivida.
El Amor, para ser amado.
La Alegría, para ser compartida.

El Sacrificio, para ser dado a otros.
El Pan de Vida, para que sea mi sustento.
El Hambriento, para ser alimentado.
El Sediento, para ser saciado.
El Desnudo, para ser vestido.
El Desamparado, para ser recogido.
El Enfermo, para ser curado.
El Solitario, para ser amado.
El Indeseado, para ser querido.
El Leproso, para lavar sus heridas.
El Mendigo, para darle una sonrisa.
El Alcoholizado, para escucharlo.
El Deficiente Mental, para protegerlo.
El Pequeñín, para abrazarlo.
El Ciego, para guiarlo.
El Mudo, para hablar por él.
El Tullido, para caminar con él.
El Drogadicto, para ser comprendido en amistad.
La Prostituta, para alejarla del peligro y ser su amiga.
El Preso, para ser visitado.
El Anciano, para ser atendido.
Para mí, Jesús es mi Dios.
Jesús es mi Esposo.
Jesús es mi Vida.
Jesús es mi único Amor.
Jesús es mi Todo.

Nosotros somos como un lápiz

Un niño miraba a su abuelo escribir una carta. En un momento dado, le preguntó: -¿Estás escribiendo una historia que nos pasó a los dos? ¿Es, por casualidad, una historia sobre mí? 


El abuelo dejó de escribir, sonrió y le dijo al nieto:
-Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me  gustaría que tú fueses como él cuando crezcas. 




 

El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada de especial.
-¡Pero si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida!
-Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en él cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, harán de ti una persona por siempre en paz con el mundo.

"Primera cualidad: Puedes hacer grandes cosas, pero no olvides nunca que existe una mano que guía tus pasos. Esta mano nosotros la llamamos Dios, y Él siempre te conducirá en dirección a su voluntad". 





"Segunda cualidad: De vez en cuando necesito dejar lo que estoy escribiendo y usar el sacapuntas. Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final, está más afilado. Por lo tanto, debes ser capaz de soportar algunos dolores, porque te harán mejor persona". 



"Tercera cualidad: El lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar aquello que está mal. Entiende que corregir algo que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia". 



"Cuarta cualidad: Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro. Por lo tanto, cuida siempre de lo que sucede en tu interior".


"Finalmente, la quinta cualidad del lápiz: Siempre deja una marca. De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejará trazos. Intenta ser consciente de cada acción." 

22 abr. 2012

Power point para reflexionar sobre ¿QUÉ ES EL AMOR?

Gracias Gabriel por enviarnos este precioso pps.


Power point para reflexionar sobre LA AMISTAD Y LA HUMILDAD

Gabriel nos ha enviado este pps para que reflexionemos sobre el valor de la amistad y la humildad.


Power point para reflexionar sobre LA HUMILDAD

Gabriel nos ha enviado este precioso pps.

Rezamos la Salve a Nuestra Madre María

Los niños y niñas de Precomunión han aprendido a rezar la Salve. Para interiorizarla mejor han completado esta oración con las palabras que faltaban.


¿Por qué ir a Misa?

 Una persona que siempre iba a Misa, escribió una carta al editor de un periódico quejándose de que no tenía ningún sentido ir a Misa todos los domingos. "He ido a la Iglesia durante 30 años, escribía. En ese tiempo he escuchado algo así como unos 3000 sermones. Pero juro por mi vida, que no puedo recordar uno solo de ellos. Por eso pienso que estoy perdiendo mi tiempo y los padres están perdiendo su tiempo dando sermones" Para el deleite del editor, esto empezó una verdadera controversia en la columna de "Cartas al Editor". 

Esto continuó durante semanas hasta que alguien escribió esta nota:
"He estado casado por 30 años. Durante ese tiempo mi esposa me ha cocinado unas 32000 comidas. Pero juro por mi vida, que no puedo recordar el menú entero de todas esas comidas. Pero sé una cosa: Esas comidas me nutrieron y me dieron la fuerza necesaria para hacer mi trabajo. Si mi esposa no me hubiera dado todas esas comidas, estaría físicamente muerto hoy. Igualmente, si no hubiera ido a la iglesia para nutrirme, ¡estaría espiritualmente muerto hoy!  Cuando tú no estás en nada... ¡Dios si está en algo!  La fe ve lo invisible, cree lo increíble y recibe lo imposible! Da gracias a Dios por nuestra nutrición física y simplemente di:
Jesús, ¿podrías atender la puerta por favor?
Creo en Dios como un ciego cree en el sol, no porque lo ve, sino porque lo siente."
Fuente:  http://webcatolicodejavier.org/iramisa.html

¿Quieres hablar con Dios?

Cada día resulta más fácil comunicarse con los hombres; pero, ¿y con Dios?.
Aquí tienes ocho reglas para llamarle y contar con Él, cuando desees:
1.Marca el prefijo correcto. No a lo loco.
2.Una conversación telefónica con Dios no es un monólogo. No hables sin parar, escucha al que habla al otro lado.
3.Si la conversación se interrumpe, comprueba si has sido tú el causante del corte.
4.No adoptes la costumbre de llamar sólo en casos de urgencia. Eso no es trato de amigos.
5.No seas tacaño. No llames sólo a las horas de "tarifa reducida", es decir, cuando toca o en fines de semana. Una llamada breve en cualquier momento del día sería ideal.
6.Las llamadas son gratuitas y no pagan impuestos.
7.No olvides decirle a Dios que te deje en el contestador todos los mensajes que quiera y cuando quiera.
8.Toma nota de las indicaciones que Él te diga para que no las eches en olvido.
Si a pesar del cumplimiento de estas reglas la comunicación se torna difícil, dirígete con toda confianza a las oficinas del Espíritu Santo. Él restablecerá la comunicación.
Si tu teléfono no funciona, llévalo al taller de reparación que lleva por nombre "Sacramento del Perdón". Allí todas las reparaciones son gratuitas y tienen una garantía de por vida.
Fuente:  http://webcatolicodejavier.org/telefono.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...